Proponen alcoholímetro aleatorio para prevenir accidentes en Jalisco

El secretario técnico del Consejo Estatal contra Accidentes (CEPAJ), Yannick Nordín Servín, propuso que para que hacer más efectiva la aplicación de la normativa en materia de alcohol y conducción es necesario que las alcoholimetrías se hagan de manera aleatoria.

"Es decir, que se deben hacer al azar y sin necesidad de que se haya cometido una infracción", destacó Nordín Servín ante diputados del Congreso de Jalisco y expuso que 30 por ciento de la mortalidad por percances viales están relacionados con el consumo de alcohol.

Por ello, insistió en la importancia de desarrollar acciones efectivas para disminuir el problema con los integrantes de la Comisión de Higiene y Salud Pública del Congreso local, donde se analizaron algunos temas de seguridad vial, entre ellos el de la conducción bajo los efectos del alcohol.

Por su parte, el asesor internacional de Seguridad Vial de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Roy Rojas Vargas, habló del daño sistémico a la salud pública que genera el alcohol, por lo que coincidió en que la alcoholimetría aleatoria es una medida respaldada por la ciencia.

Aseguró que está comprobado que aproximadamente reduce en un 30 por ciento las lesiones graves y las muertes por accidentes de tránsito.

Sobre esta problemática, el secretario Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra), Arturo Cervantes Trejo, dijo que la situación en Jalisco es preocupante.

"Tenemos registrados más de 55 mil siniestros cada año, con más mil 400 muertos y aunque esta cifra ha disminuido, no quiere decir que es aceptable, tenemos más de ocho mil heridos y estimamos que el Estado está gastando más seis mil 600 millones cada año atendiendo estas consecuencias", puntualizó.

Tanto el secretario técnico del Conapra como el asesor internacional de Seguridad Vial de la OPS mencionaron la importancia de trabajar con Iniciativa Mexicana de Seguridad Vial (IMESEVI) y el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020, con el cual se pretende reducir en un 50 por ciento la mortalidad por percances de tránsito.

Otra medida necesaria es la creación de una Alianza Estatal para la Prevención de Accidentes, la cual puede ser firmada por los tres niveles de Gobierno, el Congreso del Estado, la iniciativa privada y la sociedad civil organizada.

El objetivo de esta alianza, afirmaron, es coadyuvar en las acciones de capacitación, comunicación, legislación, aplicación de la normativa, infraestructura y evaluación.