Preparan ambas Coreas otra ronda de negociaciones para reabrir Kaesong

Corea del Sur y su contraparte del Norte se preparan para una nueva ronda de conversaciones sobre el establecimiento de las condiciones para la reapertura del complejo industrial de Kaesong, cuyos trabajos están suspendidos desde abril.

Las dos partes no han lograron reducir las diferencias en dos rondas anteriores, luego que el régimen de Pyongyang aceptó la propuesta de Seúl para iniciar conversaciones en torno al complejo industrial.

Ambas naciones estudian las condiciones para la reapertura del complejo, pero el Sur exige a Pyongyang que tomé medidas concretas para garantizar que no se cerrará el complejo de forma unilateral una vez más, mientras el Norte pide una reapertura inmediata.

Una tercera ronda de negociaciones está programada para este lunes, reportó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La opinión apunta a que no será fácil para las dos partes encontrar una solución luego que las diferencias son demasiado grandes para reducirlas, aunque los expertos consideran que estas negociaciones son cruciales para determinar si el complejo podría reabrir.

Este sábado, el régimen del líder Kim Jong-un señaló que "a menos que se resuelva el problema del complejo industrial de Kaesong, no puede haber ningún progreso en las relaciones entre las dos Coreas", reveló la agencia estatal norcoreana KCNA.

Kim Ki-Woong, un alto funcionario del Ministerio de Unificación, ha sido nombrado para sustituir a Ho Suh como jefe negociador en lo que las autoridades surcoreanas dijeron que era una remodelación de rutina.

Los trabajos del polígono industrial fueron suspendido después de que Pyongyang ordenó el retiró de sus 53 mil trabajadores de las 123 fábricas que Corea del Sur instaló en la zona en medio de las enormes tensiones surgidas entre ambas naciones.

Kaesong es el único proyecto económico bilateral exitoso puesto en marcha en 2004, y ha funcionado como una zona de desarrollo económico de cooperación en la que operan empresas surcoreanas atraídas por una mano de obra calificada y barata.