Preocupa a Papa Francisco la crisis económica

El Papa Francisco expresó hoy su preocupación por la crisis económica, que afecta sobre todo a Europa, en un mensaje lanzado en la red social Twitter donde sus cuentas lingüísticas ya cosecharon más de seis millones de seguidores.

"En este periodo de crisis es importante no cerrarse en sí mismos sino abrirse, estar atentos al otro", escribió el obispo de Roma en el perfil @pontifex, que en inglés ya cuenta con dos millones 414 mil 366 "followers", mientras en español unos dos millones 84 mil 862.

A poco más de un mes de haber iniciado su ministerio petrino, Jorge Mario Bergoglio lanzó unos 22 tuiteos y multiplicó la cantidad de seguidores que ya habían decidido adherirse a los nueve perfiles lingüísticos abiertos cuando Benedicto XVI todavía era pontífice.

Francisco ya había expresado su preocupación por la crisis y su impacto, especialmente en Italia, la víspera durante una audiencia pública que presidió ante unas 100 mil personas en la Plaza de San Pedro.

"En Italia la situación es particularmente difícil: es importante que exista un incisivo empeño por abrir caminos de esperanza", dijo al saludar a un grupo de obreros de la empresa E.On de la isla de Cerdeña.

Pidió que "la grave coyuntura ocupacional pueda encontrar una rápida y equitativa solución, en el respeto de los derechos de todos, especialmente las familias".

A esta inquietud el líder católico sumó su interés por la situación política italiana, que padece una grave crisis institucional manifestada en una incapacidad de los partidos de encontrar un nuevo presidente de la República y la reelección del anterior mandatario, Giorgio Napolitano.

La tarde del miércoles Bergoglio llamó por teléfono al propio Napolitano para agradecerle el mensaje con el cual éste le felicitó el día de su santo y manifestarle su aprecio.

"Señor presidente, le llamo para darle las gracias por su ejemplo. Usted ha sido un ejemplo para mí. Con su comportamiento ha demostrado el principio fundamental de la convivencia: la unidad es superior al conflicto. Me conmueve su decisión", dijo.

En días pasados Napolitano, que tiene 87 años, aceptó la petición de volver a ser candidato a la Presidencia de la República, no obstante su primer mandato finalizase el 22 de abril, debido a la grave crisis institucional que atraviesa el país.

El 20 de abril fue reelegido como presidente de la República en el Parlamento italiano por mayoría de votos, convirtiéndose en la última opción para conjurar una crisis peor.