Ola de atentados en Irak deja 25 muertos y 50 heridos

Al menos 25 personas murieron y otras 50 resultaron heridas, en una serie de atentados registrados en Bagdad y Baquba, capital de la gobernatura de Diyala, informaron hoy fuentes policiales y médicas.

En el incidente más mortífero se registró cerca de un café en un distrito del sur de la capital, Bagdad, cuando la gente se había reunido para rezar y poner fin al ayuno diurno durante el mes santo musulmán del Ramadán.

La explosión ocurrió la noche del sábado en el barrio de Doura mientras los fieles sunitas salían de la mezquita de Jalid bin al Walid, dejando un saldo preliminar de 16 personas muertas y 20 heridas, reportó la agencia iraquí de noticias NINA (National Iraqui News Agency).

Horas después, un coche bomba explotó en otro centro de culto sunita, la mezquita Mullah Huwaish, en el área de al-Jami'a Hay en el oeste de Bagdad y cinco personas fallecieron y otras 19 resultaron heridas.

En otro incidente, un atacante suicida se inmoló en un funeral en el pueblo de al-Abbara, cerca de la ciudad de Baquba, a 60 kilómetros al noreste de Bagdad. La policía y funcionarios del hospital indicaron que tres personas perdieron la vida y 11 resultaron con lesiones.

Otro policía murió por la explosión de otra bomba, detonada al paso de su coche patrulla en Madaen, a unos 30 kilómetros al sureste de Bagdad.

Insurgentes sunitas, incluyendo al Estado Islámico de Irak, afiliado a la red Al Qaeda, han estado reclutando a la minoría sunita de Irak, que ha expresado su rechazo a la dominación chiita desde la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó a Sadam Husein en el 2003.

En lo que va de este mes, 334 personas han muerto en los ataques de grupos militantes sectarios, según el grupo de seguimiento Iraq Body Count.