Mexicanos, respetan poco las reglas de urbanidad y convivencia

Aunque la mayoría de personas, 72 por ciento, consideran que el país está lleno de "gente maleducada" y desconsiderada, pocos se reconocen a sí mismos como infractores de las reglas de urbanidad y los "buenos modales".

Según una encuesta telefónica de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), en los entrevistados en todo el país calificaron con promedio de seis, en una escala del cero al 10, el comportamiento los hábitos de urbanidad de los mexicanos.

El 72.7 por ciento de los consultados consideró que en el país hay mucha gente maleducada y otro 17.9 por ciento piensa que sólo algunos, mientras que para 4.5 de los ciudadanos hay pocos mexicanos mal educados.

60 de cada cien personas dijeron que se debe a que no se educan a desde pequeños, 12 siente que todo tiene que ver con el uso de la tecnología que genera malas formas de comportamiento, 11 piensan que se derivan de la imitación de los padres y 8 que se dan por puro gusto.

Sobre su comportamiento en el transporte público: 27.7 afirma que cede su lugar a ancianos, 20.8 a embarazadas, 5.8 a mujeres con niños, mientras que el 35.4 asegura que da su lugar en todos esos casos, sólo 1.3 por ciento confesó que no deja el asiento y 4.5 de los hombres dice que lo concede a cualquier mujer.

De acuerdo con la percepción de los mexicanos 45 de cada 100 piden permiso para pasar de forma amable y dan las gracias, 25 se abren paso a empujones y 24 piden permiso pero de mala manera. Además el casi el 60 por ciento afirma que a veces estornuda sin cubrirse nariz y boca.

La mayoría, 90.1 por ciento, asume que las reglas urbanidad y lo que se considera "buenos modales", deben aprenderse en casa desde pequeños; 6.3 dice que deben aprenderse en la escuela y 1.3 en manuales.

Asimismo 63.4 de la gente piensa que quienes deben corregir los malos modales de un niño son ambos padres, 22 cree que es obligación de madre, 6.3 dice que los abuelos y sólo 1.1 achaca esta responsabilidad a los maestros.

Y sobre las reglas de etiqueta o "buenos modales" al momento de comer, 70.5 por ciento sorbe de la cuchara o el vaso y se levanta de la mesa antes de terminar de comer.

Aproximadamente 53 por ciento reconoce que habla con la boca llena de comida contra un 40 por ciento que asegura nunca hacerlo igual que el 33 dice que jamás eructa en la mesa, pero el 57 por ciento lo hace a veces. Casi 52 por ciento acostumbra ver su celular en la mesa en vez de convivir con los otros comensales.

Alrededor 66 por ciento dice que a veces sube los codos a la mesa, 15 lo hace siempre y un porcentaje igual nunca. 47.9 reconoce que a veces se limpia la nariz mientras come, mientras el 45.5 asegura que esa es una de las prácticas que nunca haría.