Dan formal prisión a inculpados en homicidio de secretario de Turismo

Con base en las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado, el juez III en Materia Penal dictó auto de formal prisión a dos hombres que presuntamente participaron en el homicidio de Jesús Gallegos Álvarez, quien fuera secretario de Turismo estatal.

Se trata de Jonathan García García y Carlos Ernesto Muñoz Morales, ambos de 25 años, quienes quedaron sujetos a proceso por el delito de homicidio calificado en agravio del extinto funcionario estatal, informó la Fiscalía en un comunicado.

Recordó que el asesinato fue perpetrado el 9 de marzo pasado en la avenida Acueducto y la calle José María Escrivá, Fraccionamiento Colinas de San Javier, fecha en la que la Fiscalía General inició las investigaciones en coordinación con autoridades federales, estatales y municipales.

La captura de García García y Muñoz Morales se logró con información que proporcionaron Juan Manuel González Martínez, de 29 años, y Julio Andrés Vázquez Estrada, de 36, quienes fueron detenidos el 14 de marzo cuando circulaban en la colonia Centro, de Guadalajara, por portar dos armas de fuego.

En sus declaraciones, ambos sujetos confesaron haber participado en el atentado contra Gallegos Álvarez, trasladando a varias personas a Casa Jalisco el 9 de marzo pasado, lugar al que acudió el secretario de Turismo antes de ser asesinado, con el fin de observar sus movimientos.

Tras ser detenido, García García manifestó en su declaración que horas antes del atentado se reunieron con varios sujetos en el estacionamiento de un centro comercial del municipio de Zapopan, donde abordaron una camioneta Trail Blazer, en la que había un rifle AR-15, dos AK-47 y un MP5.

En tanto, Muñoz Morales declaró que el día del homicidio, los que vigilaban a la víctima dieron aviso de que acababa de salir de Casa Jalisco y se movilizaron para ubicar la camioneta en la que viajaba el funcionario.

García García y Muñoz Morales manifestaron que alcanzaron al secretario de Turismo por la avenida Acueducto, donde le dispararon en repetidas ocasiones y que incluso otros agresores bajaron del vehículo y accionaron sus armas contra Gallegos Álvarez, para luego escapar.

La versión que dio Muñoz Morales al agente ministerial fue que en el ataque incurrieron en varios errores que provocaron que él resultara lesionado a balazos por sus mismos cómplices, por lo que González Martínez y Vázquez Estrada lo trasladaron a una clínica en Tlaquepaque.

Tras la formal prisión, iniciará el periodo de instrucción en el que se presentarán y desahogarán pruebas con base en las cuales el juez dictará una sentencia.