Inconformes cerveceros artesanales con resolución de CFC

Las cervecerías artesanales Minerva y Primus señalaron que la resolución de la Comisión Federal de Competencia (CFC), la cual regula las exclusividades en el mercado minorista de cerveza, representa un paso adelante pero no fomenta la libre competencia.

En un comunicado, las cerveceras artesanales mencionan que a pesar del avance que se genera con dicha resolución no se abre totalmente el mercado, al permitir que Grupo Modelo y Cuauhtémoc Moctezuma puedan seguir teniendo exclusividades con los minoristas.

Para el director de Minerva y presidente de la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex), Jesús Briseño, a los productores artesanales "nos abren los bares, restaurantes y cantinas, pero nos dejan fuera de otros puntos, como los hoteles".

Es una apertura con limitaciones y condicionantes que no elimina los contratos de exclusividad, omite el espíritu de apertura a la competencia" y no abre estos mismos canales a los importadores, lo que afecta negativamente las alternativas del consumidor nacional, abundó.

A su vez, el director comercial de Cervecería Primus, Jaime Andreu Galván, dijo que será crucial avanzar en la materia para que la competencia se base en los precios y la calidad de los productos, por lo que estarán "muy atentos" para ver cuáles son las exclusividades que mantienen las dos grandes cervecerías del país.

La resolución de la CFC establece que los contratos de exclusividad deberán ser por escrito y con una duración limitada, además de que no podrán rebasar 25 por ciento del total de puntos de venta a los que les venden las dos grandes cerveceras, porcentaje que se reducirá a 20 por ciento en cinco años.

En un comunicado de la CFC se refiere que el incumplimiento de estas condiciones podrá derivar en una sanción de hasta 8.0 por ciento de los ingresos anuales que obtenga la empresa en el mercado nacional.