Exhibirá Cineteca Nacional el filme "Hasta el sol tiene manchas"

Tras su paso por diversos festivales como el International Film de Cinema de Marsella y el Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici), el filme "Hasta el sol tiene manchas", dirigido por Julio Hernández Cordón, se exhibirá en la Cineteca Nacional, a partir del 19 de julio.

El cineasta mexicano-guatemalteco explicó que con este filme, el cuarto en su trayectoria, se cierra un ciclo de exploración como director, "me gusta hacer películas pequeñas, con poco presupuesto y no actores, pero tampoco quiero sentir que es un hobby".

Julio Hernández (Las marimbas del infierno) vivió los últimos 10 años en Guatemala y fue ahí donde filmó "Hasta el sol tiene manchas", con tan solo tres mil dólares para la producción y mil dólares para la edición, rodada en una semana, sin guión, actores no profesionales, ni grandes recursos.

"Es una película experimental y para mí es como una despedida a este tipo de cine, porque quiero que mi filmografía sea un poco más que eso, tengo varios proyectos, para uno solicitaré el apoyo de Imcine, otro quiero que se filme en Estados Unidos, los cuales estarán más cercanos a la manera tradicional de hacer cine", adelantó.

Explicó que "Hasta el sol tiene manchas" habla de la tristeza que implica vivir en Guatemala, "retrata una realidad, yo creo que en hay un Guatemala antes y después de la Revolución del 44, también habla de cuestiones políticas, de cine, de amistad y sobre la creencia de que en Guatemala la vida no vale nada".

La cinta producida por Melindrosa Films (Guatemala) participó en las reuniones del Marché du Film del Festival de Cannes, luego de ganar el Premio Producers Network, además de formar parte de DOX:LAB, un programa que incentiva la colaboración entre directores latinoamericanos y europeos.

En julio del 2012, el filme se estrenó oficialmente en el Festival International Film de Cinema (FID) de Marsella, Francia, organizado por el francés Jean-Pierre Rehm, también se exhibió en el Riviera Maya Film Festival, en Brasil y Perú.

La película narra la historia de "Pepe Moco", un joven con discapacidad mental que intenta convencer a la gente para votar por un candidato presidencial que promete llevar a Guatemala a su primer mundial de futbol, y "Beto", un chico que interviene las paredes de la ciudad.

Del encuentro de estos personajes surge una amistad basada en el pasado y el presente del país en el que les tocó vivir.