Destacan activistas récord de Napolitano en deportaciones

A su paso por el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, deja récords mixtos por las políticas de deportación y su apoyo para que los indocumentados alcancen la ciudadanía, de acuerdo con activistas.

Napolitano anunció su renuncia a la cartera de seguridad en el gobierno del presidente Barack Obama para dirigir la Universidad de California a partir del próximo año escolar.

"Creo que su legado en lo que se refiere a las deportaciones, la va a perseguir", indicó el líder de la organización a favor de la reforma migratoria, America's Voice, Frank Sharry.

Recordó que ciento de miles de personas han sido deportadas por este gobierno, pese a que cuando era candidato presidencial Obama prometió que regularizaría la situación de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

"Creo que ellos se sintieron víctimas de la noción de que si se deportaba gente a niveles récord, se crearía un espacio político para la reforma migratoria (...) no creo que haya funcionado así, perdieron credibilidad y destruyeron miles de familias", agregó.

Precisó que es difícil que el 30 por ciento de las personas deportadas haya tenido antecedentes criminales, mientras que el resto fueron detenidos y expatriados por violaciones de tráfico u otras faltas menores.

Sin embargo, Sharry elogió la labor de Napolitano en materia de seguridad en la frontera.

Anotó que las comunidades limítrofes ahora están "más seguras que nunca", lo cual ha permitido rechazar los argumentos de los legisladores republicanos de no avanzar en la reforma migratoria hasta que no haya seguridad en la frontera.

"La partida de Napolitano también ofrece al gobierno de Obama una oportunidad de alejarse de la actual práctica de deportar a miembros de familias inmigrantes a niveles récord", indicó, por su parte, la directora del National Immigration Law Center, Marielena Hincapié.

Por su parte, el Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM), reconoció el apoyo de Napolitano a la propuesta que incluye una vía para que los 11 millones de indocumentados obtengan la ciudadanía estadunidense y su "encomiable liderazgo" en la llamada acción diferida a las deportaciones de estudiantes indocumentados.

Sin embargo, también aumentaron las deportaciones en "números récord" e innumerables familias han sido separadas, "dejando un legado de sufrimiento humano y contribuyendo al sistema migratorio disfuncional", indicó Kica Matos, portavoz de la FIRM.

Matos elogió la nominación del presidente Obama de Alejandro Mayorkas como director suplente del Departamento de Seguridad Interna.

"FIRM cree que Mayorkas traerá un liderazgo fuerte y sensible", agregó.

Por su parte, el senador republicano John McCain anotó que a pesar de los "desacuerdos" que ha tenido con la secretaria Napolitano, "nunca he dudado de su integridad, ética de trabajo o compromiso con la seguridad de nuestra nación".

Agregó que Napolitano se desempeñó durante más de cuatro años en uno de los trabajos "más difíciles y menos agradecidos" en el gobierno federal y le envió buenos deseos en el "liderazgo de uno de los más grandes sistemas de universidad pública del país".