Señala Froome que el Tour no se acaba hasta que llega a París

La victoria del británico Mark Cavendish en la etapa 13 del Tour de Francia no fue la única sorpresa del día, también el cierre del español Alberto Contador, quien llego a la meta con ventaja de 1':09" sobre el líder de la competencia Chris Froome.

Contador y sus compañeros del equipo Team-Saxo-TInkoff, realizaron gran carrera que ha dejado secuelas para Froome, quien en el kilometro 31 se quedó atrás del español. Y aunque el británico conserva la ventaja y la casaca amarilla, el español demostró que hasta los lideres pueden ser vulnerables.

"Hemos visto que la gente iba muerta, iba muy justita. Además, también nos dimos cuenta de que el líder no tenía un equipo potente y es cuando hemos decido probarlo. Estoy en deuda con mis compañeros, lo han hecho de una forma extraordinaria", agradeció Contador.

Por su parte Chris Fromme, quien aún conserva ventaja de 2'28'' sobre el segundo puesto, el holandés Bauke Mollema, y de 2'45'' sobre Contador quien es tercero, dijo que "En el Tour no hay etapas de transición. Saxo ha hecho gran carrera y también el Omega de (Mark) Cavendish. Está claro que el Tour no se acaba hasta que se llega a París, Perder un minuto al final, deja un sabor un poco amargo, porque hemos trabajado muy duro para conseguir nuestra ventaja actual", señaló el líder del equipo Sky.

Y añadió, "He intentado desesperadamente aguantar cuando Contador ha atacado, pero rápidamente me he quedado lejos. Estaba justo detrás de Cavendish cuando se ha puesto a esprintar para seguirles. Ha sido el último que ha podido permanecer en ese grupo".

Por último, el británico de 28 años de edad acepto que echó de menos a su compañero noruego Edvald Boasson Hagen, "Nos hubiera venido muy bien en una etapa como la de hoy. Era un día muy difícil, con el viento, hay muchos nervios estos días, espero que la cosa sea diferente el domingo en el Mont Ventoux. Ahora, nuestro reto es defender el maillot amarillo", concluyó Fromme.