Monitorea Colombia 21.3 millones de operaciones bancarias

La banca colombiana en 2012 monitoreo 21.3 millones de operaciones financieras para calificar su nivel de riesgo de lavado de activos y financiación del terrorismo, informó hoy la Asociación de Bancos de Colombia (Asobancaria).

La presidenta de Asobancaria, María Mercedes Cuellar, hizo la revelación este viernes en el marco del XIII Congreso Panamericano de Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (LAFT) que se realiza desde el jueves en Cartagena.

El sistema financiero realizó "21.3 millones de procesos de conocimiento del cliente con corte a diciembre de 2012 para calificarlos y segmentarlos en determinados niveles de riesgo", subrayó.

Cuellar agregó que en ese periodo también fueron monitoreadas mil 922 millones de operaciones monetarias por cinco mil 411 billones de pesos (unos 2.8 mil millones de dólares), sólo en diciembre de 2012.

Ese ejercicio de control fue para "identificar aquéllas consideradas inusuales en función de la información de los clientes o usuarios, las características de sus transacciones y la jurisdicción donde operan".

Apuntó que el sector bancario aportó el 77 por ciento de los Reportes de Operación Sospechosa (ROS) a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) en 2012, acompañados de informes completos que incluyen análisis detallados del comportamiento del cliente.

Este reporte de 77 por ciento de operaciones sospechosas "constituye parte fundamental de los casos a investigar por las autoridades competentes. Le siguió el sector oficial con el 11 por ciento, al tiempo que la participación del sector real fue casi nula".

Cuellar advirtió que el sector externo donde cada vez existe mayor flujo trasnacional de capitales, es evidente la amenaza que enfrentan las autoridades locales por interceptar transacciones de lavado de activos y la financiación de actos terroristas.

Asobancaria reiteró su llamado a que la cooperación internacional sea cada vez más estrecha y capaz de evolucionar junto a las modalidades de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (LAFT).

"Los sistemas antiLAFT deben ser dinámicos para que puedan adaptarse a las realidades propias de cada sociedad", puntualizó la ejecutiva de Asobancaria.