Provoca el ejército inestabilidad en Egipto: Manuel Férez

El ejército es la clave de la inestabilidad en Egipto, dado su papel preponderante en la economía y su postura reacia a la apertura democrática, aseguró hoy el experto en Medio Oriente, Manuel Férez Gil.

En entrevista exclusiva con Notimex, Férez Gil, director del Centro de Investigación y Docencia para América Latina y Medio Oriente (CIDAM), destacó que otra de las claves de la actual situación en ese país fueron los errores del defenestrado presidente Mohamed Morsi.

El pasado 3 de julio tuvo lugar en Egipto un golpe de Estado militar encabezado por el jefe del ejército y ministro de la Defensa, general Abdel Fatah al Sisi, tras multitudinarias marchas y protestas que reunieron a millones de personas.

"La clave está en la posición del ejército no sólo en el gobierno del país sino en toda la historia, la cultura, incluso en la economía de Egipto", sostuvo el especialista en temas de Medio Oriente por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Si se analiza la posición que algunos exmilitares tienen en la economía de Egipto y como han sido reacios a la apertura democrática y económica del país, "se va entendiendo por qué a la hora de ganar un partido con tendencias islamistas esto toca muchos intereses al interior de Egipto, y también en la región", sostuvo.

Al final lo que buscan los militares es control, aseguró Férez Gil al responder a la pregunta sobre los verdaderos fines del ejército al encabezar el golpe de Estado contra Morsi.

Morsi, candidato de los islamistas Hermanos Musulmanes -cuyo brazo político es el Partido Libertad y Justicia-, ganó la Presidencia de Egipto en junio del año pasado con 51.7 por ciento de los votos en una segunda vuelta electoral.

El experto sostuvo que si el éxito electoral de Morsi se hubiera traducido en un éxito de gobernabilidad, hubiera presentado a los Hermanos Musulmanes como una organización islamista que puede gobernar.

A juicio del especialista, los Hermanos Musulmanes han llegado a ser vistos en Occidente incluso como terroristas.

Esta organización, dijo, "ha sido satanizada en occidente, y a veces con mucha razón, los Hermanos Musulmanes también han tenido en su historia posiciones radicales", pero si Morsi hubiera sido un éxito de gobierno como lo es, hasta cierto punto, el gobierno en Turquía, significa que partidos islamistas pueden gobernar, reiteró.

Apuntó que no es casual que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes apoyen automáticamente al régimen militar. "Tenemos que entender que internamente tienen miedo a que la Hermandad Musulmana que está presente tenga mucho poder", mencionó.

"Creo que hoy el ejército se ve muy amenazado por un Islam político", enfatizó Férez Gil tras destacar que en su opinión la asonada militar fue "un golpe al proceso de democratización en Egipto muy fuerte" del cual la sociedad tardará tiempo en recuperarse.

También manifestó que Morsi tuvo parte de la culpa, debido a que no pactó e hizo a un lado a sectores como el ejército en la toma de decisiones.

Por otra parte, el director del CIDAM llamó la atención sobre eventuales posiciones violentas en las calles que podrían encender la chispa para una guerra civil.

Citó que de acuerdo con otros expertos en temas del Medio Oriente, "el egipcio es como un camello: es muy fiel, aguanta mucha hambre, sed, privaciones, humillaciones, pero cuando el camello se rebela lo hace de manera incontrolable".

Por último, definió que la solución al conflicto social a través del voto es una idea que en occidente funciona, pero en sociedades como la egipcia todavía no, porque existe un atraso social muy grande y esto no va emparejado con el despertar social.

"No veo yo puntos comunes, porque la mano la tiene ganada el ejército, cualquier inestabilidad en Egipto el ejército va a salir como garante, (y) tenemos que tener en cuenta que el ejército también es un actor que internamente provoca inestabilidad para ser necesario siempre", dijo.