Compromete Pérez Molina apoyo ante plaga del café

El presidente Otto Pérez Molina afirmó hoy que su gobierno apoyará con diversas acciones a las familias dedicadas a la cosecha del café, afectado por la plaga de la roya.

El gobierno emprendió acciones como la entrega a nivel nacional de bolsas con alimentos para 80 mil familias de las plantaciones de café perjudicadas por el hongo de la roya y aplicará los tratamientos para combatir el mal, indicó.

Añadió que las autoridades están conscientes del problema de la roya, y se apoyará a los caficultores para que pronto puedan superar la crisis.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación cuenta con un presupuesto inicial de 40 millones de quetzales (cinco millones de dólares) para la adquisición de fungicidas y tratamientos contra la roya.

El gobierno decretó el pasado ocho de febrero una "Emergencia Nacional", con motivo de la proliferación del hongo de la roya que, según la Asociación Nacional del Café (Anacafé), afecta el 70 por ciento de las plantaciones de café del país.

Se estima que se perderán más de 700 mil quintales de café de la cosecha este año debido a la plaga.

La semana pasada se efectuó en la sede de Anacafé en la ciudad de Guatemala una reunión internacional que estudió el problema de la roya en Centroamérica, a cargo del programa de Investigación Mundial de Café (WCR, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Texas.

En la cita, en la que también participó el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura (PROMECAFE), se buscó que las organizaciones regionales desarrollen acciones y planes de respuesta rápida.

De acuerdo con datos de la reunión, la roya del café ha devastado la producción cafetalera en Centroamérica este año, con lo que se afectará la calidad de vida de más de dos millones de personas.

El mal ha causado la pérdida de aproximadamente 500 mil empleos. Guatemala y otros países de Centroamérica declararon la emergencia nacional.

Se estima que la pérdida total de la región es de un 20-30 por ciento y podría incrementarse hasta un 50 por ciento para el próximo año, "a menos que se establezca una estrategia enfocada y coordinada", se indicó en la reunión de Anacafé.