Lamenta la FAO falta de resultados en agricultura cubana

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) consideró "correctas" las políticas de Cuba en materia alimentaria, pero lamentó la ausencia de resultados en la producción.

"En Cuba se necesita un cambio en los modelos productivos para poder influir en el aumento de los volúmenes de alimentos", dijo el representante de la FAO, Theodor Friedrich, citado por la agencia estatal de noticias AIN.

Las políticas para la producción de alimentos en Cuba apuntan hacia la dirección correcta, sostuvo el funcionario, quien participa en La Habana en la IX Convención Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

A la cita, que concluirá este viernes, asisten mil 189 delegados de 42 países.

Sin embargo, consideró que aunque existe una adecuada concepción de medidas para sustitución de importaciones, distribución de tierras e incentivos para aumentar la producción agrícola, "este incremento aún no se ha logrado".

Friedrich, de nacionalidad alemana, dijo que las políticas ya están, pero se deben poner en práctica "de una forma más radical y dedicada".

Cuba importa más del 80 por ciento de los alimentos que consumen sus 11.2 millones de habitantes, con un costo anual que el año pasado se acercó a los dos mil millones de dólares.

El presidente Raúl Castro ha proclamado que la producción de nutrientes es un asunto de "seguridad nacional", para lo cual se dota de terrenos a agricultores privados.

El 4 de junio pasado un informe oficial ofrecido durante una reunión del Consejo de Ministros, publicado en el diario Granma, aceptó que las anteriores políticas agrícolas aplicadas en el pasado bloquearon el necesario crecimiento en la producción.

Sobre los cambios en los modelos productivos, Friedrich citó a la agricultura de conservación, aunque reconoció que en la isla caribeña se carece de insumos y maquinaria apropiados para este tipo de gestión.

Según el especialista, esa modalidad comprende una serie de técnicas que tienen como objetivo fundamental conservar, mejorar y hacer un uso más eficiente de los recursos naturales, principalmente de los suelos.

Como elementos adversos se refirió a los altos niveles de degradación de los suelos usados, faltos de materia orgánica y bajos en nutrientes, que requieren atención especializada para ponerlos a producir nuevamente.