Bloquea El Vaticano fondos del "monseñor 500 euros"

La justicia civil del Vaticano ordenó el bloqueo de todos los fondos presentes en el Instituto para las Obras de Religión (IOR) y cuyo titular es Nunzio Scarano, conocido como el "monseñor 500 euros".

El portavoz de la sede de la Iglesia católica, Federico Lombardi, confirmó que existe una investigación en curso en el Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano y por ello el promotor de Justicia (fiscal) emitió una ordenanza para el bloqueo de recursos el pasado 9 de julio.

Estableció que las autoridades judiciales del Vaticano mantienen investigaciones en curso sobre este caso, como seguimiento de las denuncias sobre transacciones sospechosas presentadas ante la Autoridad de Información Financiera (AIF).

"Las investigaciones pueden ser extendidas a otras personas", agregó el sacerdote jesuita según el cual, desde mayo pasado, Scarano fue suspendido del puesto que ocupaba en la oficina de contabilidad de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.

El clérigo, originario de la sureña localidad italiana de Salerno, se encuentra en una cárcel italiana desde el 28 de junio acusado de los delitos de fraude y corrupción.

Las pesquisas que llevaron a su detención son conducidas por la Magistratura de Roma y son paralelas a las indagaciones vaticanas.

Scarano urdió, junto a un corredor de bolsa y un ex agente secreto, la importación ilegal en Italia de 20 millones de euros, los cuales debían ser depositados en sus cuentas del IOR (conocido como el "banco del vaticano") para eludir los controles fiscales.

Tras el arresto del clérigo llegó la renuncia del director y del vicedirector del Instituto, Paolo Cipriani, y Massimo Tulli respectivamente, acusados de no respetar las leyes contra el lavado de dinero.

Estos últimos acontecimientos han reforzado la voluntad del Papa Francisco de reformar ese organismo mediante el establecimiento de una comisión de cinco notables que tiene carta blanca para investigar a fondo.

Al respecto Federico Lombardi recordó que el presidente del Consejo de Administración del IOR, Ernst von Freyberg, está siguiendo una "línea clara de tolerancia cero sobre todas las actividades, sean ilegales o extrañas a los estatutos del instituto, sean esas conducidas por laicos o eclesiásticos".

Insistió que el Instituto ha puesta en práctica una serie de procedimientos internos encaminados a combatir el lavado de dinero, como -por ejemplo- someterse a un monitoreo a fondo confiado a la consultora internacional Promontory Financial Group.

"Este proceso ha sido iniciado en mayo de 2013 y se espera que sea concluido para finales de este año", señaló.

"En las semanas pasadas, el IOR ha nombrado un 'jefe de la oficina de riesgos' a nivel de la dirección, con la específica tarea de concentrarse en la conformidad e introdujo medidas para reforzar sustancialmente el sistema de reporte", apuntó.