Sugieren rociar con poca agua antes de barrer ceniza del volcán

El investigador de la Escuela de Ingeniería Ambiental de la UPAEP, Raciel Flores Quijano, recomendó que para evitar que se prolongue en el aire las partículas de ceniza volcánica en el aire, antes de barrerla se puede rociar un poco de agua y con ello no se vuelve a suspender.

En entrevista, dijo que hoy Puebla se ha visto favorecido con la dirección del viento, ya que la ceniza se va al Estado de México o a la zona sur, de ahí, que no hay una concentración de las partículas suspendidas.

Destacó que las partículas de la ceniza al ser tan fina puede durar suspendida en el aire hasta varias semanas, pero como son finas al ser inhalarlas en mayor concentración representan un riesgo para quienes son sensibles a este tipo de sustancias.

"Aunque son inertes, el hecho de estar inhalando de manera constante puede afectar el aparato respiratorio lo que es una de las grandes preocupaciones", dijo.

Consideró que es un mito que la ceniza provoque perturbación agrícola, ya que por el contrario presenta micro nutrientes que a largo plazo va renovando la concentración de las sustancias para favorecer la fertilización de los suelos.

Raciel Flores señaló que cuando se tenga el viento con dirección a Puebla se tendrá mayor concentración de partículas suspendidas y puede provocar problemas, pero para evitar que se que suspendida la ceniza en el aire por más tiempo al barrer en seco, es mejor rociar un poco de agua.

Indicó que con ello se evita que vuelva a estar en el ambiente, además que la persona que lleva a cabo dicha acción no la respira tanto.

"Se puede rociar un poco la banqueta para levantar el material, esto con el objetivo de evitar resuspender nuevamente las partículas y prolongar el problema al levantarla con la escoba", acotó.

Recomendó que en el interior de las casa más que usar un sacudidor, hay que usar la aspiradora con su filtro, lo que permitirá retener todo en el mismo

Flores Quijano dijo que el problema lo enfrentan las personas con asma, y genera daños a la salud o quienes tienen otro tipo de afectaciones de salud, además que las personas más sensibles a las partículas son los pequeños y ancianos, en especial los que tengan problemas respiratorios.