Arrestan a otro sospechoso de amenazar de muerte a Sheriff Arpaio

Autoridades en Arizona arrestaron a un hombre acusado de amenazar con matar al Sheriff del condado Maricopa, Joe Arpaio, por lo que sería el tercer sospechoso en ser detenido por amenazas de muerte al controversial aguacil en lo que va de este año.

El vocero de la Oficina del Sheriff del Condado de Maricopa, Chris Hegstrom, informó este jueves que detectives de esa corporación arrestaron a Frederick Joseph Cusick, de 27 años, en su casa en Peoria, un suburbio al noroeste de Phoenix.

Hegstrom explicó que el arresto fue realizado luego de que agentes del Sheriff y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) fueran contactados por un ciudadano preocupado que vio un comentario de Cusick, grabado en video y dejado en el sitio de YouTube en Internet.

En el video, Cusick dirige un mensaje en el que afirma que matará a Arpaio para poder reclamar dos millones de dólares que presuntamente han sido ofrecidos por su cabeza por un cartel mexicano del narcotráfico.

Cusick también supuestamente escribió en YouTube que Arpaio era un racista y que él y sus "muchachos" tenían "armas de gran poder y alcance" para asegurarse de que Arpaio "no viviría por mucho más tiempo".

En la investigación también se detectó que Cusick había hecho antes otras amenazas sobre Arpaio. Al catear su vivienda, los detectives no encontraron armas de fuego en la casa de Cusick.

Cusick admitió poseer un arma de fuego en el pasado, pero que decidió venderla después de un arresto anterior, dijo Hegstrom. El sospechoso permanece recluido en una cárcel del condado de Maricopa bajo una fianza de tres mil 600 dólares.

Hegstrom dijo que Cusick era el tercer sospechoso acusado este año por amenazas contra Arpaio.

Una de las amenazas este año fue una carta bomba dirigida a Arpaio, que fue interceptada por los trabajadores postales en la comunidad Flagstaff, y luego detonada por las autoridades.

Arpaio, quien se promueve asimismo como "el sheriff más duro de América", es conocido en todo Estados Unidos por su política antiinmigrante, lo que le ha ganado la simpatía de sectores conservadores y la antipatía de otros.