Protección de derechos, piedra angular del sistema de justicia: SCJN

El debido proceso y la protección de los derechos de los grupos vulnerables serán piedra angular del sistema jurisprudencial de los próximos años, en el cual los juzgadores de la Federación tienen el objetivo común de construir un país más justo y más democrático, señaló la ministra Olga Sánchez Cordero.

Durante la Sesión Solemne de Clausura del Primer Periodo de Sesiones del Poder Judicial de la Federación, señaló que otra de sus meta es que los derechos de todos sean respetados de la misma manera y bajo los mismos principios.

Sánchez Cordero hizo esta declaración como presidenta en funciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en sustitución del ministro presidente Juan Silva Mesa, quien se encuentra en una comisión oficial.

Al hacer un balance del primer periodo de sesiones del Poder Judicial de la Federación (PJF) en 2013 abundó que los juzgadores colaborarán, "hasta el límite de nuestras capacidades, a construir el conocimiento jurisprudencial que habrá de sentar las bases de la Décima Época, que es la época de los derechos humanos".

En las instalaciones del máximo tribunal del país aseveró que ese es el compromiso de cada uno de los integrantes del pleno de la Corte y de cada uno de los servidores públicos que laboran en el Poder Judicial de la Federación, en el cual se garantiza que "todos los que laboramos en él continuaremos teniendo una conducta irreprochable y ejemplar".

Informó que durante el primer semestre de este año, el pleno y las Salas del máximo tribunal del país tomaron importantes resoluciones respecto a garantías judiciales y protección judicial, concretamente en materia de debido proceso y derechos de grupos vulnerables.

Asimismo se comprometió a que en el siguiente semestre la Judicatura Federal y la SCJN, tendrán frente a sí el reto de ir decantando, en criterios alineados con las nuevas normas e instituciones, el régimen jurisprudencial que exige la Ley de Amparo y que debe articularse en torno al principio de máxima protección de los derechos individuales.

Por último señaló que el PJF ha depurado y perfeccionado sus procesos y procedimientos administrativos, bajo la premisa de buscar siempre la mayor eficacia en el uso de los recursos asignados y en el principio de la mayor transparencia, comprometiéndose con la más absoluta rendición de cuentas.