Señala británico Froome que reservará piernas para la montaña

Luego de concluir la duodécima etapa del Tour de Francia, el ciclista británico Chris Froome del equipo Sky Procycling, permanece con el maillot amarillo como líder de la competencia con tiempo total de 47h 19' 13''.

Reconoció que "no fue una etapa fácil", debido a que era necesario "permanecer delante para asegurarse y no perder tiempo", y agradeció a todo su equipo, ya que su "buena suerte" se deben en gran medida al apoyo que le prestan sus compañeros.

Al término de su participación en el recorrido entre Fougeres y Tours sobre 218 kilómetros, Froome, de 28 años de edad, recordó que su principal objetivo estos dias será "reservar piernas" para la prueba de alta montaña, correspondiente a la etapa 15.

"Hoy, al igual que mañana, el objetivo era permanecer en el pelotón, bien atentos y esperar a la montaña. Por el momento hay que intentar reservar las piernas hasta el Mont Ventoux. Será la próxima jornada crucial de cara a la clasificación general", expresó el británico.

El competidor de origen keniano sabe que será la etapa más larga de este centésimo Tour, y no sólo eso, sino uno de los más prestigiosos por lo complicado que resulta disputar la justa en condiciones tan duras, por eso tendrá que ser cuidadoso en el ascenso para no ceder tiempo a la crono.

Froome rechazó la idea de que esté tratando de mandar algún mensaje a sus contrincantes en estos días tan trascendentales para definir a los favoritos al podio en París.

"No he intentado lanzar ningún mensaje. Estoy disputando una carrera ciclista y lo hago lo mejor que puedo cada día. Llevar el maillot amarillo resulta estresante, pero también es un auténtico placer", explicó.

NTX/LVI/RL