Buscan proteger propiedad intelectual de empresas exportadoras

El IMPI y ProMéxico firmaron un acuerdo de colaboración para facilitar el proceso de registro de patentes y marcas de empresas mexicanas en el extranjero y con ello, fortalecer la protección de sus procesos, conceptos, productos y servicios.

En el marco de la firma del convenio, el director general de ProMéxico, Francisco N. González Díaz, dijo que con este convenio "ambas instituciones podremos proteger a las 35 mil empresas exportadoras mexicanas que vendieron en el exterior más de 370 mil millones de dólares el año pasado".

Así, en conjunto con el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) las empresas obtendrán asesoría para el registro de marcas y patentes en el extranjero, además de cursos y talleres especializados para orientar e informar sobre los beneficios en materia de protección de derechos de propiedad.

"Queremos que las empresas mexicanas continúen siendo un caso de éxito en el exterior, que el nombre de México y sus marcas resuenen en el mundo y este convenio es una base importante para fortalecer la propiedad industrial de las empresas mexicanas en los mercados internacionales".

Enfatizó que el registro de marcas, patentes e invenciones permite a las empresas diferenciar sus productos de la competencia y protegerlos en materia de propiedad industrial.

A través del registro, subrayó, se logra disminuir la probabilidad de que la competencia copie o imite un producto determinado, aumentan las opciones para comercializar productos nuevos o mejorados en un entorno global y las innovaciones nacionales cuentan con una mayor protección en el extranjero.

Dijo que si bien, México ha dado pasos importantes en la materia, es necesario trabajar para aumentar el número de registros de patentes que se ubica en sólo siete por cada millón de habitantes, mientras que en otros países emergentes supera los dos mil 600.

"En 2012, alcanzamos la mayor cifra de inversión en el extranjero con 25 mil millones de dólares, cifra que nos ubicó como el décimo quinto país a nivel global con mayor inversión en el extranjero", refirió.

Por su parte, el director general del IMPI, Miguel Ángel Margaín confió en que este convenio contribuirá a aumentar el nivel de registro de marcas y patentes para generar mayor certeza jurídica a la operación de las empresas mexicanas.

Refirió que una de las acciones que se iniciarán será la capacitación de empresarios que buscan llevar sus franquicias al mercado chileno, así como la asesoría técnica sobre el procedimiento para solicitar la protección de marcas, patentes y otras modalidades como la propiedad industrial bajo el amparo de tratados internacionales.

"El fruto de la innovación tiene que estar protegido para que se traduzca en competitividad y crecimiento económico, por eso unimos capacidades y voluntades para que a través de la instrumentación de diversas acciones la comunidad empresarial en México pueda conocer las bondades del sistema de propiedad industrial".