Prometen seguidores de Mursi continuar resistencia "pacífica"

La Hermandad Musulmana, del derrocado presidente de Egipto, Mohamed Mursi, prometió hoy continuar su resistencia "pacífica" contra el golpe de Estado de la semana pasada y la imposición del gobierno interino, al frente de Hazem ElBeblawi.

En una declaración, los hermanos musulmanes reiteraron su rechazo al golpe militar y advirtieron que defenderán la voluntad del pueblo, que eligió al islamista Mursi como su presidente.

"Vamos a continuar nuestra resistencia pacífica al sangriento golpe militar contra la legitimidad constitucional. La voluntad popular del pueblo triunfará sobre la fuerza y la opresión", destacó la Hermandad Musulmana, según un reporte de la televisión Al Yazira.

En su declaración la organización también se desmarcó del intento de asesinato de Ahmed Wasfi, un comandante del Ejército, ocurrido la víspera en la península del Sinaí, afirmando que el grupo y sus seguidores son favorables a las medidas pacíficas, como fija el Islam.

El grupo condenó también las órdenes de detención emitidas la víspera contra su máximo líder, Mohamed Badie, y otros prominente dirigentes islamistas.

La Fiscalía de Egipto emitió la víspera una orden de arresto contra Badie y otros nueve líderes del partido del derrocado presidente, por incitar las violentas protesta de hace tres días frente a la sede de la Guardia Republicana en El Cairo.

El dirigente de la Hermandad está acusado de incitar a la violencia y de la muerte de unos 55 de sus integrantes que perdieron la vida en la sede del complejo militar, donde estaría recluido Mursi.

De acuerdo con el testimonio de varios seguidores de los Hermanos Musulmanes, las fuerzas armadas les dispararon mientras rezaban pacíficamente, escudándose en la oscuridad de la noche, aunque el Ejército afirma que terroristas los atacaron y sólo se defendieron.

En su declaración, la Hermandad reiteró que las fuerzas armadas fueron responsables de la masacre de hace cuatro día frente a la sede de la Guardia Republicana, que calificó como un regreso a las prácticas del desaparecido régimen de Hosni Mubarak.

"Esto indica que la dictadura está de vuelta. Estamos volviendo a algo que es peor que el régimen de Mubarak", destacó Ahmed Aref, portavoz de los Hermanos Musulmanes, mientras que grupos contrarios al derrocado mandatario se preparan para manifestarse mañana viernes.

A través de las redes sociales, manifestantes anti-Mursi convocan a los egipcios conmemorar el inicio del Ramadán, mes de ayuno musulmán, con una magna manifestación contra el destituido presidente para mañana viernes, después de las oraciones matutinas.

La manifestación, convocada para realizarse en la céntrica la plaza Tahrir de El Cairo, la misma que fue epicentro de la revuelta que derrocó en 2011 a Mubarak, plantea la posibilidad de nuevos actos de violencia y enfrentamientos entre seguidores y opositores de Mursi.