Incremento de homicidios revela fracaso del plan "Patria Segura"

El diputado opositor Enrique Mendoza dijo hoy que el incremento de homicidios y hechos violentos en la zona metropolitana de Caracas revelan el fracaso de la Misión Patria Segura, creada por el gobierno para combatir la inseguridad.

Mendoza precisó a Notimex que el aumento en la cifra de las muertes violentas en Caracas y el interior del país, refleja también el total fracaso de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), que actúa en la capital venezolana y municipios conurbados del estado Miranda.

"Extraoficialmente se conoce que durante el primer semestre de este año han ingresado más de dos mil 800 cuerpos a la morgue de Bello Monte de Caracas", precisó al respecto el secretario general del partido socialcristiano Copei en el central estado Miranda.

Destacó Mendoza que los hechos de violencia se ha incrementado en forma notable pese al despliegue policial y del Ejercito que lleva adelante la misión Patria Segura, dispositivo implementado por el gobierno para combatir la inseguridad.

"Si comparamos junio del 2012 con el de este año, podemos decir que este ha sido el más violento de la historia de la capital, ya que fueron ingresados 486 venezolanos fallecidos a la morgue de Caracas", agregó el miembro de la Mesa de la Unidad Democrática.

El 13 de mayo de este año el gobierno anunció el despliegue de la Misión Patria Segura, a través de la cual se apostarían cuerpos militares en ciertos puntos de las parroquias de Caracas y en los municipios Sucre y Baruta del limítrofe estado Miranda.

"Este plan revela además el estruendoso fracaso de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), pues tuvieron que sacar a los soldados a la calle para que asumieran el rol de resguardar la seguridad ciudadana, una tarea para la cual no están preparados", dijo.

Mendoza señaló que "por supuesto" la ola de violencia no cesó, sino que se incrementó, ya que la presencia policial y militar se limitó a resguardar centros comerciales, embajadas y consulados, descuidando sectores populares de la ciudad donde el crimen campea a sus anchas.

Afirmó que el gobierno en vez de eliminar a las policías municipales, debería fortalecerlas, pues para tener una criminalidad controlada debería existir un policía por cada mil ciudadanos, "mientras que en Venezuela tenemos un déficit de 60 mil funcionarios".

"Estamos bajo un interminable toque de queda decretado por la delincuencia, en virtud de que este gobierno en 15 años de gestión ha sido incapaz de ponerle un freno al hampa y garantizarle la vida a los venezolanos", denunció el legislador.

Por último, calificó de "humorada" el anuncio hecho por el ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, en el sentido de que estudia la posibilidad de instalar siete mil cámaras de televigilancia en Caracas, a fin de combatir la inseguridad.