Sugieren medidas básicas de higiene para evitar el cólera

Aunque desde 2001 no se presenta un sólo caso de cólera en el estado, la Secretaría de Salud en Jalisco (SSJ) emitió una serie de recomendaciones para evitar la enfermedad.

La directora de Control y Prevención de Enfermedades, Eréndira Noemí Ponce Arroyo, dijo que el cólera es una enfermedad infecciosa, intestinal, aguda y grave, que se caracteriza por la aparición de diarrea abundante, acompañada de vómito, deshidratación rápida.

También resaltó que en caso de no recibir atención médica oportuna puede causar la muerte.

Por ello, indicó que la SSJ sugiere lavarse las manos antes de comer y servir alimentos, lavar y desinfectar frutas y verduras, hervir o clorar el agua y conservar en refrigeración los alimentos de fácil descomposición.

Ponce Arroyo hizo hincapié en que la población además debe evitar consumir pescados y mariscos crudos, no exponer los alimentos al aire, polvo o insectos, mantener los depósitos de basura bien tapados, comprar los víveres en mercados y locales limpios, lavar a chorro de agua carnes, aves, pescados y mariscos antes de cocinarlos.

Añadió que la SSJ, a través de la Dirección General de Regulación Sanitaria, realiza monitoreos en todo el estado a fin de conocer los niveles de cloración del agua.

Subrayó que en lo que va del año se han realizado 22 mil tomas aproximadamente, de las cuales, el 85 por ciento se encuentra dentro de la norma para su consumo, es decir, con niveles que oscilan entre 0.2 y 0.4 partículas por millón.

Por su parte, la coordinadora del Programa Estatal de Control y Prevención del Cólera, María de los Ángeles Valdez Luna, explicó que dentro de las estrategias del Sistema Epidemiológico de la SSJ figura la vigilancia en el humano, a través de las unidades de salud a cargo de la dependencia, así como todo el sector salud.

En Jalisco, el último caso de cólera se reportó en Tlaquepaque en el año 2001. En el conjunto nacional, el estado de Sinaloa registró casos en los años 2010, 2011 y 2012.

La SSJ indicó que es responsabilidad de los ayuntamientos la cloración del agua; los que no cumplen reciben apercibimientos, además de información sobre las enfermedades que conlleva el hecho de no realizar esta tarea.