Oficialismo y oposición chilenas coinciden en reforma política

En menos de 48 horas las fuerzas políticas chilenas coincidieron en cambiar el sistema electoral binominal vigente en el país, y pusieron la iniciativa en la agenda política nacional, confirmaron hoy fuentes políticas involucradas.

La propuesta de cambio fue planteada el martes por una inédita alianza del gobiernista partido Renovación Nacional (RN) con la opositora Concertación de Partidos por la Democracia, desatando un verdadero terremoto político en el gobierno.

La propuesta RN-Concertación establece el sistema proporcional en diputados, creando 28 distritos y subiendo de 120 a 150 los escaños y aumentando en 10 los 38 senadores actuales,

Se agrega un nuevo distrito senatorial a las 19 actuales circunscripciones vigentes hasta ahora, manteniéndose en todas ellas el sistema electoral binominal.

Además se crea la figura de senador "nacional" (ocho legisladores de la Cámara Alta) que deben ser elegidos de manera proporcional.

El gobierno, el partido oficialista Unión Demócrata Independiente, UDI, reaccionaron con sorpresa, calificando el proyecto de "maquillaje oportunista" y de "una treta a escondidas".

Tras reuniones de urgencia en La Moneda, el presidente Sebastián Piñera, los dirigentes de la UDI y un par de legisladores de Renovación Nacional anunciaron esta noche un proyecto propio, que sería presentado al Congreso la próxima semana.

"Creemos que cambiar y modificar el sistema electoral es lo que la ciudadanía requiere y estamos trabajando en eso", manifestó la portavoz del gobierno, Cecilia Pérez (RN) que además se distanció de la acción del presidente de su partido, Carlos Larraín.

La propuesta oficial no aumenta la cantidad de diputados ni de los senadores, y busca, dijo el presidente de la UDI, Patricio Melero, imposibilitar las hegemonías de uno u otro sector, sin dar mayores detalles del proyecto.

Ambos proyectos serán conocidos en detalle la próxima semana cuando sean presentados oficialmente en el Congreso Nacional, donde deberán superar los elevados quorum que requiere una reforma de este carácter.

La reforma constitucional para eliminar el límite de 120 diputados y crear la figura de senadores nacionales requiere de 23 votos en el senado y 72 en la Cámara de Diputados.

Pero al aumento a 150 los diputados y refundir los actuales 60 distritos en 28 zonas electorales genera más reparos tanto en el gobierno como en la oposición.