La inflación se relajará durante el verano: Bank of América

La inflación en México se relajará durante el verano, en parte debido a la alta base de comparación, pero permanecerá por encima de 3.6 por ciento en el futuro próximo, estimó Bank of América Merrill Lynch Global Research (BofAML).

El economista en Jefe para México de BofAML, Carlos Capistrán, previó que el índice de precios al consumidor cierre el año en 3.9 por ciento, mientras que el subyacente, que elimina del índice general los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, se ubicará en 2.7 por ciento.

"Desde nuestro punto de vista, una baja base de comparación impulsará los precios de los servicios hacia finales de año, dado el fuerte descenso en los de telefonía celular en noviembre y diciembre de 2012", precisó.

Para el próximo año espera una reforma fiscal que grave el IVA en alimentos y medicinas, lo que causaría un choque de una vez y por todas sobre la inflación, y probablemente la empuje hacia 4.9 por ciento para finales de 2014.

Capistrán explicó que los pronósticos de BofAML consideran que el valor pecuniario de los alimentos se moderará a lo largo del verano.

Recordó que los precios de los alimentos presionaron a la inflación general durante la mayor parte de 2012, con cuatro productos contribuyendo alrededor de 76 puntos base en promedio sobre la inflación anual.

Sin embargo, destacó, la inflación en estos productos se está moderando, con el mayor descenso en el costo del kilogramo de la tortilla y de los frijoles.

Además, el brote de gripe aviar en Jalisco representó una presión adicional al costo del huevo y del pollo en la primera quincena de julio de 2012, mencionó el especialista.

"Entonces, la moderación en los precios de los alimentos ayudará a relajar la inflación, en tanto no existan otros choques que impacten los costos relativos. Debido al reciente clima lluvioso, pondremos especial atención a los precios agrícolas", acotó.