Aumento de población de adultos mayores impactaría en pensiones

El aumento de la población de adultos mayores, que se prevé sea en los próximos años de 14 por ciento, impactaría de manera importante en las pensiones, reveló un estudio del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados.

"Se prevé un aumento de 14 por ciento en la población de adultos mayores para 2040; tendrá importantes implicaciones para los sistemas de pensiones del gobierno federal, organismos, estados y municipios", advirtió la Cámara baja en un comunicado.

Refirió que en el marco del Día Mundial de la Población, a celebrarse este jueves 11 de julio, el CEFP subrayó que se debe prever un significativo aumento en el número de pensionados que cotizan en sus sistemas de ahorro para el retiro, considerando que el gasto en pensiones sea sostenible hacia el futuro.

En el estudio se detalló que en números absolutos, en la actualidad la población mayor de 64 años es de 7.7 millones, lo que representa seis por ciento de la población general, que es de 118 millones 395 mil habitantes.

Sin embargo, se estima que dicho sector de la población alcanzaría para 2040 las 20 millones de personas, lo que representaría un aumento de 14 por ciento.

En el estudio publicado en la Gaceta Parlamentaria se desprende también que el aumento de adultos mayores de 60 años, dentro 27 años, tendrá un impacto en el gasto público en materia de salud.

"Particularmente se observaría un fuerte crecimiento en los gastos destinados a atender enfermedades propias de la vejez y a dotar de cuidados especiales a este sector de la población", agregó.

Otro aspecto relevante del estudio es el aumento en la población en las zonas urbanas, pues de acuerdo con los procesos de migración del campo a la ciudad, representa que hoy en día uno de cada cuatro mexicanos habita en la ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

Este crecimiento genera presiones en el gasto público, sobre todo en aquellos municipios que conforman las distintas áreas metropolitanas, lo que obliga a la provisión de infraestructura urbana, la seguridad pública y la dotación de servicios públicos.

Al aumentar la población en las zonas metropolitanas se prevé un crecimiento importante en el gasto de recursos para dotar de alumbrado, recolección de basura y agua potable.

Otro dato sobresaliente que revela el estudio es que la población en edad de trabajar, que va de 15 a 64 años de edad, pasaría de 77 millones en 2013, a 94 millones en 2040.

"Este bono demográfico incrementaría el potencial de creación de riqueza en el país e implicaría presiones sobre el mercado laboral por atender a un número cada vez mayor de demandantes de empleo", concluyó.