Debatirá Congreso colombiano denuncias sobre espionaje de EUA

La Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa del Senado colombiano pidió hoy "mayor contundencia" ante Estados Unidos por el espionaje a la región y anunció un debate legislativo sobre sus implicaciones en seguridad.

La integrante de la corporación legislativa, la senadora independiente Alexandra Moreno Piraquive, dijo que se promoverá un debate de "control político" sobre el tema, para conocer en detalle la operación de inteligencia que puso en marcha Washington.

Adelantó que se convocará en fecha por definir a los ministros de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín y de Defensa, Juan Carlos Pinzón, para que informen sobre la respuesta que ha dado Estados Unidos sobre el rastreo realizado a Colombia.

Según el diario brasileño O Globo, varias naciones de América Latina, entre ellas Colombia, México y Brasil, fueron espiadas durante varios años por la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, dentro de su estrategia de defensa.

"Uno no espía a sus amigos y menos cuando siempre han sido aliados políticos en las grandes decisiones entre Estados", dijo Moreno Piraquive, quien consideró que las relaciones entre Bogotá y Washington "deben ser francas y sin doble moral".

En opinión de la congresista colombiana, operaciones como la efectuada por Estados Unidos "violan los derechos a la intimidad de las personas y ponen en peligro la autonomía de los Estados".

El senador oficialista Juan Manuel Galán, por su parte, dijo que aunque es importante fortalecer la actividad de inteligencia a través de la cooperación internacional, "es fundamental que estas actividades se den con el pleno consentimiento".

Precisó que es necesario asegurar un adecuado sistema de autorización de las operaciones que se hagan y, sobre todo, que se "tenga en cuenta los fines, límites y principios mencionados y se fijen las responsabilidades".

En un comunicado, la cancillería en Bogotá pidió explicaciones este miércoles a Estados Unidos por un supuesto espionaje a Colombia y expresó preocupación por lo que consideró una violación al derecho a la intimidad de las personas.