Anuncia Obama campaña de concientización por reforma migratoria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy ante legisladores hispanos que altos funcionarios de su gobierno prepararán los argumentos económicos a favor de una reforma migratoria entre el público estadunidense.

Obama instruyó a los más altos miembros de su equipo de trabajo a hacer contacto durante las próximas semanas con empresarios, políticos, policías, líderes religiosos y el público en general para pedir a los republicanos que aprueben una reforma migratoria.

El planteamiento fue hecho este miércoles en el marco de una reunión con miembros del Grupo Legislativo Hispano de la Cámara de Representantes, en coincidencia con las deliberaciones internas de los republicanos sobre el tema migratorio.

"El presidente expresó su disposición a continuar trabajando con ambos partidos para asegurarse que una reforma migratoria de sentido común sea una realidad tan pronto como sea posible", señaló la Casa Blanca en un documento sobre la reunión.

Durante el encuentro, en la residencia ejecutiva, el presidente dio a conocer un nuevo reporte sobre los beneficios económicos que implica arreglar el sistema migratorio, el cual servirá de base para el argumento de la administración Obama ante el público.

El informe de 34 páginas de extensión sostiene que una reforma migratoria con legalización de inmigrantes indocumentados ayudará al crecimiento del Producto Interno Bruto del país en 3.3 por ciento para el 2023, según la Oficina Legislativa del Presupuesto (CBO).

Asimismo sostiene que una reforma migratoria ayuda en la innovación y la creación de empleos, apoya en el aumento de la productividad, reduce el déficit federal y fortalece al Seguro Social, entre otros beneficios.

En la reunión, Obama expresó a los legisladores latinos su decisión de trabajar con el Congreso para aprobar una reforma migratoria.

El encuentro coincidió con una movilización de cientos de partidarios de la reforma migratoria en las afueras del Capitolio, donde demandaron a los republicanos reunidos a puertas cerradas una reforma migratoria con legalización y ciudadanía.

Gustavo Torres, director de Casa Maryland, uno de los grupos convocantes, señaló que la exigencia a los republicanos es que aprueben la reforma migratoria antes del receso legislativo del 2 de agosto próximo.

Antes, en la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca, el portavoz presidencial Jay Carney se dijo confiado de que "una amplia reforma migratoria puede ser y será ley".

Sin embargo, reconoció que el camino por delante en la Cámara de Representantes "ha sido siempre una lucha cuesta arriba", si bien hizo notar que pese a todo el proceso ha tenido avances significativos.

El Senado aprobó el mes pasado la iniciativa de reforma migratoria S744 que incluye una ruta a la legalización, pero los republicanos de la Cámara de Representantes han señalado que sólo someterán a voto un proyecto que sea apoyado por la mayoría de los conservadores.