Festejará la ciudad de Oaxaca mañana 481 años de su fundación

Como desde hace cuatro siglos, mañana jueves 25 de abril las calles empedradas de Oaxaca iniciarán el día entre campanadas y las tradicionales mañanitas, que anunciarán el festejo por sus 481 años de haber recibido el título de ciudad.

De acuerdo con los documentos históricos, el otorgamiento de este título por mandato del Rey Carlos V de España al casco fundacional de esta ciudad, fue firmado el 25 de abril de 1532 por Cédula Real en Medina del Campo, España, quien la denominó "La Muy Noble y Leal Ciudad de Antequera".

Fue en 1686 cuando ésta fue llamada Antequera-Oaxaca, título que aún conserva la jerarquía católica al nombrar así a la arquidiócesis de esta capital.

En 1872, tras la muerte del Benemérito de las Américas, Benito Juárez, por decreto del Congreso del Estado, Oaxaca capital obtuvo el nombre de "Oaxaca de Juárez", nombre que conserva en la actualidad.

Es así que este 25 de abril, miles de oaxaqueños se sumarán a esta fiesta al congregarse en sitios emblemáticos construidos a lo largo de los siglos, lo que en 1987 le valió el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Gracias a ello, en noviembre de este año Oaxaca de Juárez será la sede del XII Congreso Mundial de Ciudades Patrimonio, mismo que reunirá a los representantes de más de 220 ciudades del mundo poseedoras de un sitio inscrito por la UNESCO en la Lista del Patrimonio Mundial.

No obstante -precisa Luis Ugartechea en un texto introductorio a la presentación de este Congreso Mundial-, la historia de la capital oaxaqueña "inició´ su dilatada historia hace 526 años, cuando los primeros mexicanos se afincaron en los linderos del actual Centro Histórico y fundaron Huaxya-cac".

Asentados en las márgenes del río Atoyac, aquellos guerreros aztecas de Ahuitzotl vigilaban de cerca la conducta de Cosijoeza Rey de Zaachila, hoy municipio del sur de los valles centrales.

En 1520, en medio de la guerra entre zapotecos y mixtecos por el territorio y el poder, llegaron los españoles enviados por el conquistador Hernán Cortés, y cuyo arribo marcaría una nueva historia en la vida de los primeros pobladores de esta capital.

Inicialmente llamado Tepeaca por los primeros españoles que llegaron a esta tierra, es en 1526 que recibe el nombre de Villa, para luego ser la Villa de la Nueva Antequera en 1528, debido a que el Oidor Real Nuño de Guzmán era originario de Antequera, España.

Es así como cuatro siglos después, Oaxaca mantiene viva una celebración que forma parte de su identidad; celebración que congrega a los más jóvenes y los más adultos en los sitios más emblemáticos de la ciudad, para participar en el calendario de actividades preparadas por el ayuntamiento capitalino.

Particularmente para el día 25, el gobierno municipal ofrecerá tamales y atole en la antigua plaza de armas de Oaxaca, tras el tradicional repique de campanas y las mañanitas entonadas por el Coro de la Ciudad.

Asimismo, los festejos incluyen una sesión solemne de cabildo y la presentación de una obra musical más tarde, entre otras actividades.