Evocan en Campeche el palo de tinte, árbol extinguido

En ninguna de las acciones de reforestación en la entidad se ha incluido a uno de los árboles más representativos de la región, el llamado palo de tinte, que se perdió desde hace décadas.

El gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Jorge Issac Brown Filigrana, explicó que la entidad perdió a una de las plantas que representó una de las mayores riquezas en el siglo XVIII, el palo de tinte, que medía unos seis metros de altura.

Reconoció que la silvicultura es una actividad rentable para Campeche, la reforestación se realiza en todas las dimensiones financiadas por el gobierno federal, pero en ninguna de ellas se trata de sembrar el árbol ícono de Campeche.

Campeche posee una de las reservas forestales más importantes del país, y actualmente predominan vegetaciones como el manglar, petén, tular y sabanas.

"Observar algunos de estos árboles es casi un milagro, se encuentran en las partes inundables, donde hay selvas secas con árboles", expuso en el marco del Día del Árbol en México, que se conmemorará este jueves.

Para el delegado de la Semarnat, Enrique Pérez Gómez, recordó que el árbol más representativo en Campeche es el palo de tinte, de la familia de las leguminosas que desde tiempos de los mayas era utilizado como colorante con el nombre de ek'.

Con este producto, las industrias textiles de la Nueva España y de Europa empezaron a obtener tinturas para la lana en colores como el negro y el azul, mientras que para la seda y el algodón se elaboraba básicamente el negro.

Al unirlo a otros químicos se podían teñir telas en colores tales como el amarillo rojizo, el amarillo vivo, el violeta o el rojo oscuro o morado.

Su utilidad era tal que los ingleses establecieron una colonia para el corte del vegetal en la Laguna de Términos, zona que acabó siendo refugio y escala para piratas y contrabandistas.

El llamado "palo de campeche", "palo tinte" o "palo de Brasil", finalmente llegó a su sobreexplotación, al grado que es caso extinto, apuntó.

Su nombre científico "Haematoxylum campechianun", proviene del griego "color de sangre", refiriéndose a su madera rojo fuerte.

Este árbol era apreciado desde antes de la colonización, por los antiguos habitantes de la península de Yucatán, debido a sus propiedades.

Por su parte, la directora del Centro de Estudios de Desarrollo Sustentable y Aprovechamiento de la Vida Silvestre, Miriam Sahagún Arcila, dijo que en la Universidad de Campeche se implementó el Programa Ambiental Institucional Yum Kaax.

El objetivo, continuó, es el diseño de estrategias y mecanismos enfocados a la solución y prevención de la problemática ambiental, y en sus diferentes áreas operativas se han generado diversas acciones orientadas a la protección del ambiente en coordinación con otras instancias académicas, gubernamentales y no gubernamentales.

La especialista mencionó que el propósito es redoblar esfuerzos para recuperar lo mucho que se ha perdido en recursos naturales.