Pide ONU investigar exceso de fuerza contra manifestantes en Colombia

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió hoy a Colombia investigar posibles excesos de la fuerza pública en las protestas de campesinos en la región del Catatumbo, que en un mes dejan cuatro muertos y 30 heridos.

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, señaló en un comunicado, que ese organismo pudo constatar que "hubo disparos con fusiles de alta velocidad, usualmente de dotación de la fuerza pública".

Ello "indicaría uso excesivo de la fuerza en contra de los manifestantes, lo que habría provocado la muerte de cuatro campesinos" que participaban en la movilización social, sostuvo el organismo internacional en su informe de este miércoles.

Más de 14 mil labriegos mantienen desde hace un mes un bloqueo a las vías de la región nororiental del Catatumbo, para presionar la suspensión de la erradicación de cultivos ilícitos y la implementación de proyectos alternativos en la zona.

El cierre a carreteras ha derivado en choques entre manifestantes y fuerzas antimotines, en los cuales han muerto cuatro personas por heridas de bala y 30 más han resultado lesionadas, 11 de ellas policías por la activación de explosivos.

El representante en Colombia de la ONU, Todd Howland, pidió a la Fiscalía del país andino investigar la presunta violación del derecho a la vida de los cuatro campesinos que fallecieron en las protestas de los poblados de Tibú y Ocaña.

En su informe, el organismo internacional observó además que hubo "agresiones" por parte de los manifestantes en contra de la fuerza pública y que en los hechos violentos presentados hubo heridos tanto civiles como policías.

La ONU confió en que los diálogos que mantienen delegados del gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos y los líderes de las protestas, lleguen a acuerdos para aliviar la crisis humanitaria en esa región.