Se declara inocente presunto autor de bombazos en maratón de Boston

Dzhokhar Tsarnaev, presunto autor de los bombazos en el maratón de Boston, se declaró hoy inocente durante su primera comparecencia en una corte de Boston, tras su arresto en abril pasado.

A 11 semanas de que fuera encontrado herido en un bote estacionado en el jardín de una casa particular, Tsarnaev respondió a 30 cargos federales, incluido el uso de armas de destrucción masiva y el asesinato de un oficial de policía.

El pasado 15 de abril, durante la explosión de dos bombas cerca de la meta de la prueba atlética en Boston, resultaron tres personas muertas y más de 260 heridas, los hermanos Tsarnaev fueron señalados por las autoridades como los autores de atentado.

En la acusación, la fiscalía argumenta que Tsarnaev se inspiró en publicaciones de Al Qaeda, donde aprendió a elaborar bombas caseras y en una confesión que dejó en el bote, en la que justifica los bombazos como una venganza por la intervención militar de Estados Unidos en países como Afganistán e Irak.

Las autoridades intentan probar asimismo que Tsarnaev, de 19 años, fue un socio en el complot de crimen y no fue influenciado por su hermano mayor Tamerlan.

De los 30 cargos imputados al joven de origen checheno, 17 pueden ser castigados con la pena de muerte, que fue prohibida en 1984 en Massachusetts para casos estatales.

Sin embargo, Tsarnaev podría ser sentenciado con la pena máxima, debido a que fue encausado bajo la ley federal.

Con excepción de siete, las víctimas asistieron a la primera presentación de Tsarnaev en la corte, las autoridades tuvieron que asignar los asientos en el reducido espacio del recinto a través de una lotería, en tanto se acondicionó una sala para que otros vieran la comparecencia a través de un sistema de circuito cerrado.

Al ser presentado el encausamiento en junio pasado la fiscal de Massachusetts, Carmen Ortíz, dijo que sería decisión del procurador general Eric Holder buscar la pena de muerte para el acusado.

Dzhokhar Tsarnaev ha permanecido en el hospital de la prisión las últimas semanas para recuperarse de las heridas recibidas durante su persecución.

Tamerlan Tsarnaev fue muerto tras un enfrentamiento con la policía en Watertown a las afueras de Boston, un día antes del arresto de su hermano Dzhokhar.