Agravó lucha contra el crimen problema en centros penitenciarios: CNDH

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, informó al relator especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias de la ONU, Christof Heyns, que la lucha contra el crimen organizado en México ha agravado el problema en los centros penitenciarios del país.

Lo anterior durante una reunión en el marco de la visita oficial de Heyns, con la finalidad de hacerse de información y analizar los desafíos y oportunidades para la protección del derecho a la vida.

El ombudsman nacional refirió que de 2010 a la fecha se tiene registro de 545 muertes en diferentes cárceles, la fuga de 649 internos y 184 heridos en 247 incidentes.

Refirió que desde 2009 se han reportado ocho motines en los que han muerto 174 presos y un servidor público, "problemas que tienen su origen en la falta de personal capacitado y bien remunerado, a la falta de calificación penitenciaria profesional, al maltrato a los internos y la falta de suministro de agua, entre otros".

Dijo que luego de la lucha contra el crimen organizado se envió a "criminales de alta peligrosidad" a centros penitenciarios, sin las condiciones de custodia adecuada.

Plascencia Villanueva expuso asimismo que desde enero de 2000 la CNDH ha registrado 83 casos de homicidios de periodistas, 18 casos de desapariciones forzadas y 39 atentados a instalaciones de medios de comunicación.

Además a partir de 2005 se tienen reportados 18 homicidios y dos desapariciones de defensores civiles de derechos humanos.

También dijo que desde 1998 ha dado seguimiento a los feminicidios ocurridos en Ciudad Juárez, Chihuahua, fenómeno que se ha venido extendiendo a otras regiones de México.

"Lo más importante en este momento es llevar a los tribunales a los responsables y que esas muertes no queden en la impunidad", comentó.

Respecto al problema de los migrantes que transitan por el país, aseguró que la CNDH realizó, en 2012, mil 320 visitas en las 35 estaciones migratorias y 23 estancias provisionales del Instituto Nacional de Migración (INM), donde se atendió a 36 mil 148 personas.