México ocupa el décimo segundo lugar en el mundo en bosques: FAO

A la celebración del Día Mundial del Árbol, nuestro país llega con más de 64 millones de hectáreas de bosques y en el décimo segundo lugar mundial, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Más presionados por la expansión de la agricultura y las manchas urbanas e industriales que por la tala ilegal, las estadísticas de los bosques de México parecen inciertas y poco confiables, según algunos.

El Compendio de Estadísticas Ambientales de 2012, emitido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) señaló que a 2010, México contaba con 16 millones 549 mil hectáreas de bosques de coníferas y 48 millones 253 mil hectáreas de bosques de latifoliadas.

Esto supone un total de 64 millones 802 mil hectáreas cubiertas de bosques, cifra que coincide con el Reporte por países sobre bosques en el mundo, emitido por la FAO, según el cual, en México se reforestan 247 mil 600 hectáreas de bosques al año.

En entrevista con Notimex, el presidente del Comité Directivo de la Red Mexicana de Lucha contra la Desertificación, Gustavo Sánchez Valle, señaló que existe un problema estadístico en México.

En el sexenio anterior, señaló, se cambiaron los criterios para medir la deforestación, y las mediciones ahora se realizan sin el consenso de las organizaciones, lo que pone en entredicho la confiabilidad de las cifras.

Al respecto, el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, anunció que en el transcurso de este año, quedará completa la primera mitad de los inventarios forestales del país, y en el próximo año, la otra mitad.

Con ello, añadió, se identificará con toda precisión dónde hacen falta acciones y cuáles son las más indicadas para cada ecosistema.

A su vez, el gerente forestal de la Red Forest Alliance-México, Raúl Benet, presentó en el Primer seminario sobre bosques y cambio climático, algunas estadísticas sobre la realidad de los bosques en México.

Por ejemplo, citó que entre 80 y 90 por ciento de los árboles que se plantaron en los últimos 50 años en las diversas campañas de reforestación murieron, porque fueron plantados demasiado jóvenes o en zonas para las que no eran adecuados.

Aunque los bosques generan 0.81 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) con 100 mil trabajadores que ganan entre tres y cuatro veces más que los jornaleros agrícolas, el negocio forestal en México ha decrecido en los últimos años, refirió.

En tanto que el 70 por ciento de los bosques que se encuentran bajo el régimen ejidal o comunal en el país, ayuda a su conservación, aunque no garantizan totalmente su buen manejo.

La Estrategia Nacional de Cambio Climático recientemente dada a conocer por el gobierno federal, señaló que 48.21 por ciento del territorio nacional es vulnerable a la desertificación y a la sequía, subrayó.

Ante esta situación, Guerra Abud reconoció que en el pasado, las estrategias de reforestación no funcionaron, porque se plantaban árboles demasiado jóvenes o de especies inadecuadas.

Por ello, en este año se plantarán 180 millones de árboles de mayores edades, tallas y de especies nativas, para garantizar su sobrevivencia.

"No se trata de plantar árboles a discreción, sino de garantizar que los recursos estén bien invertidos y sirvan para mejorar la calidad del medio ambiente y la calidad de vida de la población", expuso.