Pide Arena a Funes vetar ley que limita las campañas electorales

La opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) de El Salvador pidió al presidente Mauricio Funes vetar la ley que prohíbe realizar campañas que dañen la moral o la imagen de los candidatos que contenderán en los comicios de 2014.

El partido, que calificó la medida como "ley mordaza", argumentó que la legislación aprobada por la Asamblea Legislativa el 27 de junio pasado con dispensa de trámite, es inconstitucional porque "viola los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos".

Según Arena, con este decreto legislativo se busca una campaña limpia, "pero todos sabemos que esto es falso, que esta es una ley mordaza para evitar que los ciudadanos cuenten con el escrutinio necesario de las acciones en contienda".

"Bajo nuestro punto de vista, la aprobación del citado decreto constituye un atropello a las libertades fundamentales del hombre", establecidas en la Declaración de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, agregó.

El instituto político consideró que "es inmoral el querer blindar a los candidatos o aspirantes a la Presidencia de la República para que no se hable de ellos, dotándolos de una coraza de impunidad".

Analistas opinan que el decreto legislativo afectaría en particular a Arena, que se caracteriza por lanzar campañas electorales violentas y difamatorias contra sus adversarios, además de emitir propaganda o comunicados sin firmar.

La ley aprobada, que tiene que ser ratificada, vetada o mandarla con observaciones por el Ejecutivo, prohíbe previa y durante la campaña, "realizar propaganda que (...) desprestigie a las personas, en especial a los candidatos (...) a la Presidencia y Vicepresidencia".

El partido que infrinja el decreto será sancionado con una multa de cinco a 20 mil dólares, la cual será tramitada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Además, la propaganda será suspendida de inmediato y se obligará a los medios de comunicación a revelar el partido o personas que pidieron publicar esos mensajes.