Niega gobierno brasileño haber autorizado espionaje de EUA

El gobierno de Brasil negó hoy que haya autorizado o tenido conocimiento sobre el espionaje que agencias de inteligencia de Estados Unidos realizaron a las comunicaciones electrónicas y telefónicas de ciudadanos e instituciones brasileños.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff aclaró que nunca autorizó ni tuvo conocimiento de labores de espionaje de parte de Estados Unidos, afirmó la Presidencia brasileña a través de un comunicado y divulgado por el portal de la estatal Agencia Brasil.

"La eventual participación de persona, institución o empresa del país en estas actividades es inconstitucional, ilegal y sujeta a penas que establece la ley", advirtió el texto oficial firmado por la Secretaría de Comunicación Social.

Indicó que el embajador de Estados Unidos en Brasil, Thomas Shannon, fue llamado a "prestar aclaración" sobre lo denunciado el fin de semana pasado por medios locales.

Añadió que, para analizar el caso, también fue creado un grupo técnico interministerial, integrado por funcionarios de los ministerios de Justicia, de Relaciones Exteriores, de Defensa, de Comunicaciones, de Ciencia y Tecnología.

Del comité también hacen parte representantes del Gabinete de Seguridad Institucional y de la Asesoría Especial de la Presidencia de la República, "con el objetivo de analizar el caso y proponer medidas a tomar", abundó el comunicado oficial.

"A partir del análisis realizado por el grupo técnico interministerial serán solicitadas aclaraciones adicionales al gobierno de Estados Unidos", concluyó el gobierno brasileño en la nota oficial.

El lunes, la presidenta Rousseff condenó el espionaje que realizó la estadunidense Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a ciudadanos y empresas brasileños, lo que calificó como una "violación a la soberanía y los derechos humanos".

"No concordamos con interferencias de ese orden no sólo en Brasil", dijo la jefa de Estado, aunque aclaró que se analizará el caso "sin precipitación".

"Tenemos que verlo sin precipitación, sin prejuzgamiento. Aunque la posición de Brasil (en la materia) es clara. No concordamos con interferencias de ese orden en Brasil", enfatizó Rousseff.

El diario brasileño O Globo reveló que tuvo acceso a documentos "recolectados" por el ex funcionario de inteligencia estadunidense Edward Snowden que se refieren a un espionaje a ciudadanos y empresas brasileñas por la NSA en la última década.

El periódico detalló que, para la pesquisa, la NSA utilizó el programa de vigilancia electrónica Prisma y que Brasil aparece como prioridad del espionaje en el tráfico de telefonía y datos junto a países como China, Rusia, Irán y Pakistán.