Agradece Evo Morales apoyo de OEA por incidente en Europa

El presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció hoy el respaldo de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) por el incidente que sufrió la semana pasada con su avión oficial en Europa.

"Espero no ser una molestia para tantos países que están en la OEA, pero saludo de verdad defender también no sólo a Evo Morales, sino a los pueblos de América Latina y El Caribe", dijo el mandatario en declaraciones divulgadas por la estatal agencia ABI.

En una reunión extraordinaria celebrada la víspera en Washington, el Consejo Permanente de la OEA exigió a los gobiernos de Francia, España, Italia y Portugal que pidan disculpas a Bolivia y expliquen el incidente que puso en riesgo la vida de Morales y su comitiva.

La semana pasada, Francia, España, Italia y Portugal cerraron su espacio aéreo al avión presidencial boliviano, cuando cumplía la ruta Moscú-La Paz, por sospechas de que a bordo iba el ex agente de inteligencia estadunidense Edward Snowden.

La negativa de esos cuatro países, que se conoció cuando la aeronave boliviana estaba en pleno vuelo, puso en riesgo la seguridad de Morales y de su comitiva y le obligó a aterrizar de emergencia en Viena, donde permaneció "retenido" 14 horas.

El Consejo Permanente de la OEA condenó además la violación de las normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los jefes de Estado.

Morales admitió que "me he sorprendido ese gran debate que hubo ayer en la OEA y, por eso, expresar mi respeto, mi admiración por toda la solidaridad no con Evo, sino con los pueblos de América Latina y El Caribe".

"Evo, momentáneamente, representa a los pueblos indígenas de este continente y no es posible que algunos países de Europa quieran hacer daño", sentenció el gobernante boliviano.

Morales, que recibió la solidaridad de más de un centenar de países del mundo, comentó que "pareciera ser que todavía algunos países de Europa están pensando como hace 500 años".

El jefe de Estado advirtió, sin embargo, que los pueblos latinoamericanos están preparados para "dignificarnos" y enfrentar "a este tipo de imposiciones o decisiones que hacen mucho daño a los derechos humanos".