Juramento simbólico de jóvenes indocumentados a ciudadanía de EUA

Centenares de jóvenes indocumentados juramentaron hoy de manera simbólica a la ciudadanía estadunidense en una ceremonia frente al Capitolio, sede del Congreso, para urgir a los legisladores a que aprueben una reforma migratoria integral.

Los jóvenes, que en su versión del acto de juramentación se comprometieron a cumplir con "los más altos valores de esta tierra" que son "libertad, igualdad y justicia", llevaron pequeñas banderas estadunidenses y otros vestían togas y birretes de graduación.

Antes de la ceremonia, en la mañana de este miércoles con una lluvia ligera y un cielo nublado, los jóvenes que llegaron de distintas ciudades del país entonaron el himno nacional de Estados Unidos y después escucharon varios temas patrióticos.

"El tiempo es ahora" para una reforma migratoria, dijo la mexicana indocumentada Tania Hernández, de 23 años, residente en Texas y graduada de profesora, quien agregó que se ha beneficiado de un programa de acción diferencia a su deportación.

La también mexicana indocumentada Julieta Garibay, de 33 años, que en enero pasado fue invitada por un legislador al discurso sobre el informe anual de gobierno del presidente estadunidense Barack Obama, dijo que la juramentación significa que los jóvenes "están listos para la ciudadanía".

Garibay, de la organización United We Dream, agregó que ese tipo de acciones buscan demostrar que los jóvenes indocumentados están "hambrientos de justicia" y esperanzados de que a los legisladores reacios a una reforma migratoria "tengan el apetito" para hacerlo.

El legislador demócrata Luis Gutiérrez, que impulsa un proyecto bipartidista de reforma migratoria, reiteró su compromiso para leyes de inmigración que permitan la "justicia", la "reconciliación", la reunificación familiar y el fin de las deportaciones.

Gutiérrez, junto a varios de sus colegas del Grupo de Congresistas Hispanos, tenía previsto reunirse este miércoles con el presidente Obama, que ha indicado que una de su prioridad es el tema de migración.

La juramentación tuvo lugar el mismo día en que el liderazgo republicano que controla la Cámara de Representantes analiza el tema de inmigración luego que el Senado, con mayoría demócrata, aprobó en junio pasado un proyecto de ley de reforma migratoria.

A diferencia del proyecto del Senado, que incluye más control fronterizo y el camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, la cámara baja ha preferido abordar varios proyectos de ley enfocados en la seguridad fronteriza y la aplicación interna de las leyes.

En la ceremonia también participaron madres de familia, como la argentina Alejandra Saucedo, cuyo hijo indocumentado Diego Sánchez, de 22 años, fue mencionado por Obama en un discurso luego que el Senado aprobó el proyecto de ley de inmigración.

El tema de inmigrantes de la comunidad lesbiana, gay, transexual y bisexual (LGTB), lo trajo a colación la colombiana Katherine Tabares, de 18 años, quien denunció que ha sufrido discriminación por su orientación sexual y por ser indocumentada.

Es importante que los jóvenes "cumplan sus sueños", dijo Tabares, tras destacar las decisiones de la Suprema Corte de allanar el camino al matrimonio homosexual en California y permitir que parejas del mismo sexo reciban los mismos beneficios federales que las heterosexuales.