Aumentan 15% los accidentes de trayecto en Puebla

Jaime Alvarez Carreto, coordinador de Salud en el Trabajo de la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dio a conocer que los accidentes de trayecto aumentaron 15 por ciento, siendo el transporte público uno de los principales causantes.

Indicó que en el 2011 se registraron cuatro mil 640 accidentes de trayecto, en el 2012 seis mil, mientras en lo que va del 2013 hay un reporte de tres mil 75 accidentes de trayecto de los trabajadores a sus casas o de sus domicilios a sus centros de trabajo.

A fin de reducir las cifras en este tipo de accidentes, la delegación del IMSS iniciará un programa de mejora, donde participen todas las partes involucradas, principalmente los transportistas del servicio público en Puebla.

Agregó que la delegación del IMSS-Puebla a nivel nacional ha registrado los primeros lugares en el número de empresas que han intervenido con programas preventivos a fin de evitar riesgos de trabajo, por lo cual en el 2012 registraron a 26 mil 336 empresas en el rubro de riesgos de trabajo.

En conferencia de prensa, resaltó que durante el primer trimestre del 2013 se registraron mil 808 accidentes de trabajo, mientras que en el mismo periodo del 2012 hubo tres mil 126, lo que significa una reducción del 38 por ciento en las empresas intervenidas.

Los empleos que reportan mayor riesgo de trabajo son supermercados y tiendas de autoservicio, servicios profesionales que requieren de transporte para ofrecer su servicio, compra-venta de alimentos, bebidas y tabaco con transporte, y la preparación y servicios de alimentos.

El especialista resaltó que los padecimientos que se consideran enfermedades de trabajo con mayor demanda son daño al odio por ruido, bronquitis química por exposición a agentes o vapores y en tercer lugar los padecimientos osteomusculares por movimientos repetitivos, es decir, dolor en los hombros, manos y de columna.

La intervención del IMSS en las empresas que permiten reducir los riesgos de trabajo es a través de la capacitación a través de sus respectivas Comisiones Mixtas de Seguridad e Higiene de las empresas, a sus trabajadores, e incluso a mandos medios para que se capaciten sobre la importancia de reducir los riesgos de trabajo.