Inapam capacita a especialistas en atención de adultos mayores

Como medida de prevención de la discapacidad, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) llevó a cabo un curso de rehabilitación dirigido a cuidadores y especialistas en la atención de este grupo poblacional.

La jefa de Servicio de Rehabilitación Geriátrica del Instituto Nacional de Rehabilitación, Blanca Jiménez Herrera, señaló que para mejorar la calidad de vida de un paciente y lograr la recuperación de su capacidad funcional, se le debe atender en primera instancia con un sentido de equidad y principios de justicia, con responsabilidad y autonomía.

Asimismo, comentó que la equidad en la rehabilitación debe responder a las demandas del adulto mayor en forma particular y de manera individualizada.

Asimismo recalcó que ésta debe ser integradora, es decir abarcar desde lo físico, psicológico y social, lo que favorecerá la realización de un proyecto de vida en el que conserve su independencia.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía indican que en México, dos millones 78 mil 540 adultos mayores padecen una o más discapacidades, ya sean física, mental o sensorial.

Para contrarrestar esta situación, el Inapam lleva a cabo acciones para prevenir la discapacidad en este grupo etario como la implementación del Modelo de Cultura Física para personas de edad avanzada, creado por el departamento de Recreación Física y Deporte.

Este modelo promueve la práctica de la activación física y deportiva considerando tres propósitos: el fomento de la salud, el desarrollo social y humano, así como el impulso en el deporte.

El Inapam busca que el ejercicio físico sea en primer lugar un pilar básico en la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y, en segundo lugar, un papel fundamental para prevenir el declive en la capacidad funcional, que suele manifestarse de modo muy significativo a estas edades.

Para ello, el modelo estableció las premisas rectoras que determinan la manera de implementar estos servicios a la población adulta mayor, a sus familiares y al personal técnico que las atiende.