Aumenta inflación en Alemania a 1.8 por ciento en junio

La inflación en Alemania aumentó en junio a 1.8 por ciento pero sigue dentro del tope que marcan los criterios de la Unión Monetaria, que estipula que el encarecimiento de precios debe estar ligeramente por debajo de 2.0 por ciento.

La Oficina Federal de Estadísticas en Wiesbaden informó este miércoles que la inflación registró un ligero incremento respecto a mayo cuando fue de 1.5 por ciento y de abril cuando se ubicó en 1.2 por ciento.

Agregó que la inflación se incrementó 0.1 puntos porcentuales respecto a junio de 2012 cuando se ubicó en 1.7 por ciento.

Este es el segundo mes consecutivo en este año en que la inflación aumenta en Alemania. La última vez que el encarecimiento de precios estuvo tan alto fue en diciembre de 2012 con 2.0 por ciento.

Los dos factores que más influyeron en el alza de la inflación de junio pasado fueron los alimentos y la energía.

En el rubro de energía, el precio de la electricidad aumentó 12 por ciento, en especial por las disposiciones para sustituir en su producción en las plantas nucleares por fuentes alternativas y renovables, además se elevaron los precios de los combustibles.

Algunos productos y mercancías, en cambio, se abarataron como el precio del café que bajó 5.3 por ciento, los aparatos electrónicos para el tiempo libre que disminuyeron 5.0 por ciento, y los aparatos para el procesamiento de la información que bajaron 11.7 por ciento.