Instituto fiscal rechaza aprobar privilegios a maquilas en Guatemala

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) rechazó una iniciativa del gobierno de Guatemala para impulsar la aprobación de más privilegios fiscales a maquilas, zonas francas y "call centers".

El Icefi, con sede en Guatemala, consideró nocivos los privilegios fiscales y lamentó la posición del gobierno que gestiona la aprobación de una iniciativa que dará mayores privilegios fiscales a poderosos sectores como maquilas, zonas francas y call centers.

El gobierno envió al Congreso (unicameral, 158 diputados) el proyecto de Ley Emergente para la Conservación del Empleo, que contiene reformas a la Ley de Fomento y Desarrollo de la Actividad Exportadora y de Maquila, y a la Ley de Zonas Francas.

El Icefi aseveró en un informe que este proyecto buscan "otorgar privilegios fiscales a los denominados call centres y a empresas productoras de textiles y vestuario y sus proveedores, toda vez no estén dedicadas a la exportación".

Propone "suprimir la exención de impuesto sobre la renta a todas las demás empresas acogidas a los regímenes de maquila y zona franca", como un intento de cumplir los compromisos de Guatemala con la Organización Mundial del Comercio.

Sin embargo, "agrega privilegios a las empresas ya inscritas como maquilas y zonas francas, tal el caso de una nueva exención del impuesto al valor agregado en la compra de bienes y servicios en el mercado local", según el Icefi.

Destacó que de enero de 2013 hasta marzo último se presentó una serie de propuestas sobre el tema del fomento del empleo y la inversión, rechazadas por "contener privilegios fiscales excesivos e injustificados".

Sostuvo que "la protección o la generación de empleo, así como el incentivo a la actividad económica no se lograrán insistiendo en la aplicación de esquemas obsoletos e inefectivos como los privilegios fiscales".

El analista económico del Icefi, Ricardo Barrientos, rechazó la iniciativa del gobierno que consideró negativa por mantener y ampliar privilegios a sectores que por años han sido favorecidos, sin generar mayores beneficios para la población.

La institución regional consideró que en todo caso la aplicación de privilegios fiscales "requiere de una administración tributaria muy sólida que evite abusos, situación que dista mucho de la realidad actual" de la autoridad recaudadora de impuestos de Guatemala.