Recomiendan consultar fuentes científicas para decidir qué comer

Para formar un criterio sobre qué alimentos consumir, en qué cantidad o cuáles eliminar de la dieta es indispensable consultar fuentes de información confiables, que basen sus recomendaciones en una sólida evidencia científica, coincidieron expertos.

Durante el Congreso de Ingeniería en Alimentos 2015, que se desarrolló en la Universidad Iberoamericana, especialistas de distintas disciplinas relacionadas con la industria de los alimentos hicieron un llamado a la población para tomar decisiones de consumo e ingesta de alimentos con fundamentos basados en la ciencia.

En este esfuerzo, destacaron, los medios de comunicación, líderes de opinión y las redes sociales juegan un papel fundamental para difundir información correcta y verificada sobre los beneficios o potenciales riesgos de cualquier producto alimenticio.

Para Ruth Pedroza, catedrática de la Universidad Iberoamericana, es necesario un esfuerzo de educación para que los ciudadanos tomen decisiones mejor informadas, pero también que los medios de comunicación y los líderes de opinión sean más estrictos con la información que presentan.

"Es muy importante revisar las fuentes, que sean fidedignas, por ejemplo, los meta análisis en los que ya tienes compilaciones de muchos estudios que involucran un gran número de estudios sobre un mismo tema, permiten tener una opinión sustentada", indicó la investigadora.

"Hay evidencia científica que respalda los beneficios de los llamados alimentos funcionales como la soya, la chía o el nopal en el metabolismo principalmente sobre las grasas y los triglicéridos", ejemplificó la especialista.

Por su parte, Carlos Almanza, quien habló de las "ventajas y desventajas de los suplementos" pidió ser cuidadosos con los llamados "productos milagros" que ofrecen soluciones instantáneas a problemas de toda índole, lo cual resulta en un fraude y puede poner en riesgo la salud de quien los consume.

"En materia de suplementos tenemos que actualizar el marco regulatorio, desmitificar su uso con base en evidencia científica y reforzar su posicionamiento como auxiliares alimenticios en caso de que la dieta no alcance para comunicar claramente sus beneficios a través de publicidad real", añadió.