Advierte percusionista que talento no basta; hay que saber promoverse

Eusebio Sánchez, primer mexicano beneficiario de la Beca Anglo Arts-City Music Foundation para Profesionalización de Ejecutantes de Música, conversó con estudiantes del Conservatorio Nacional de Música, a quienes recomendó aprender a autopromoverse dentro y fuera de sus países.

En un mundo globalizado no basta con que los artistas tengan talento, reconoció el percusionista mexicano, quien estuvo becado en Londres, seleccionado por un panel de jueces en un concierto público celebrado en abril pasado en el Palacio de Bellas Artes.

En declaraciones al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el joven de 24 años de edad explicó que en la primera etapa de su beca se preparó en diferentes temas, como marketing, manejo de redes sociales, "conocer el concepto de marca aplicada a música clásica y el comportamiento social y empresarial en función de la música".

El egresado de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey del INBA recibió conocimientos sobre aspectos legales y cuestiones educativas, además de "cómo programar conciertos, organizar festivales, adaptarte como solista y a tener una actitud ganadora".

Durante su residencia en Londres, agregó, "acudí a muchos conciertos y tuve la oportunidad de conocer a mucha gente relacionada con el mundo de la música y los negocios, lo cual me brindó una percepción totalmente distinta de lo que es la industria de música clásica".

También tuvo la oportunidad de tocar como solista en la Iglesia de Saint Edmund y en la Embajada de México en el Reino Unido, entre otros sitios.

Mientras que en la segunda etapa, añadió el marimbista, la beca consistirá en la grabación de un disco compacto con música de Manuel M. Ponce e Hilda Paredes, así como temas populares mexicanas.

Esas obras entablarán un diálogo con temas folklóricos y contemporáneos del Reino Unido. Incluso se comisionará una pieza dedicada al marimbista mexicano, "pero aún esto está por definirse", adelantó. "Será un repertorio totalmente nuevo para mí, por lo que en los próximos seis meses me prepararé intensamente".

A sus escuchas les dijo que la Beca Anglo Arts-City Music Foundation para Profesionalización de Ejecutantes de Música concluirá en agosto de 2016, aunque "el seguimiento de mi carrera profesional continuará indirectamente".

El primer mexicano que ha sido beneficiado por esta beca -antes se otorgaba exclusivamente a personas que radicaban en el Reino Unido- afirmó que todo este mundo de aprendizaje no sólo es nuevo para los músicos mexicanos, sino también para los londinenses.

"La beca es un experimento de prueba y error, pero es capaz de incentivar una carrera profesional", sostuvo el también productor de la banda de rock mexicana Robin Flynn y del ensamble de cuerdas Cuarteto Romano, quien dijo tener muchos planes que quiere llevar a cabo, sobre todo en Monterrey, gracias a lo aprendido con esta beca.

En Londres encontró "que sí hay un respeto hacia el músico. Si acudes a un bar de jazz encontrarás gente que siente respeto y admiración hacia los intérpretes. Lo importante es el arte. Esto me ha ayudado a que en el futuro quiera definir mi estilo musical y a contar con una identidad propia. Antes que marimbista, soy un mexicano que tiene la responsabilidad social de crear una retroalimentación por medio de la música. Quiero ser una voz, aseveró.

"Es imposible competir con otros géneros musicales, como el pop o el rock. Quienes nos dedicamos a la música de concierto clásica y contemporánea debemos tener las mismas herramientas que los músicos comerciales. El mercado está abierto para todos", concluyó.