Corredor Cultural Chapultepec debe incluir opinión de ciudadanía

La senadora Angélica de la Peña Gómez solicitó que el proyecto Corredor Cultural Chapultepec debe incluir la opinión de ciudadanos y especialistas, con la finalidad de lograr el mayor consenso posible.

La legisladora declaró que la prioridad de las autoridades del Gobierno del Distrito Federal durante la recuperación del espacio público debe ser la calidad de la vida de las y los habitantes de la ciudad.

Comentó que sólo con la colaboración y corresponsabilidad con la ciudadanía, en particular cuando se impulsan proyectos estructurales que impactan el entorno público, es como se logra avanzar en el desarrollo urbano.

Señaló que vecinos de la Avenida Chapultepec, organizaciones y expertos han manifestado su rechazo porque consideran los espacios públicos se usan para proyectos privados.

De ser así, dijo, trastocaría el objetivo del interés público y las autoridades deben considerar la derogación de la Declaratoria de Necesidad y la cancelación de todos los actos derivados de ese decreto.

De la Peña Gómez explicó que es fundamental que proyectos de este tipo comiencen con un proceso de información y se tomen en cuenta al mayor número de profesionistas, "quienes nos han manifestado su inconformidad por el diseño de este proyecto".

"Exigen mayor consulta y participación de la ciudadanía para conocer sus necesidades y expectativas, porque el interés superior de los habitantes y el derecho a gozar plenamente de sus espacios públicos y su libre acceso debe anteponerse a cualquier otro".

La legisladora perredista recordó que la Ley de Movilidad del Distrito Federal establece en su Artículo 6 que la Administración Pública deberá priorizar la utilización del espacio vial a favor de peatones.

Todavía más, subrayó, cuando se trata de personas con capacidades diferentes o limitadas de movilidad; de ciclistas, de usuarios de transporte público de pasajeros, de prestadores del servicio de transporte público y de carga.

Lo mismo que con usuarios del transporte particular automotor, en ese orden, estipulaciones que no se consideraron ante la imposición de construir un paseo comercial elevado, señaló.

Expuso que quienes viven todos los días y conocen lo que se requiere para la avenida Chapultepec, coinciden en que se necesita un cambio de fondo, en donde se tenga un espacio equilibrado, humano y equitativo.

Ello, abundó, puede lograrse de manera plena con una inversión mínima para la ampliación de banquetas, señalización, ciclovía, iluminación, así como la inclusión de un sistema de transporte público masivo, que represente en verdad la conexión y unión de las colonias aledañas, Juárez, Roma y Condesa.