Reino Unido recuerda a los soldados caídos en guerras

La reina Isabel II de Inglaterra encabezó hoy la ceremonia anual del "Domingo del Recuerdo" para honrar a los soldados y voluntarios civiles caídos en la Primera y Segunda Guerra Mundial, así como en los conflictos posteriores.

Como cada segundo domingo de noviembre, Reino Unido celebra el Remebrance Sunday (Domingo del Recuerdo), el día dedicado a recordar a los caídos y a las personas que lucharon en todos los conflictos desde la Primera Guerra Mundial.

Después de observar dos minutos de silencio, la monarca depositó una corona de flores rojas en el Cenotafio de Whitehall, el monumento a las víctimas de la guerra que hay en Londres y donde cada año se celebra este Remembrance Sunday.

El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II, sus nietos -William y Harry- y otros miembros de la familia real ofrecieron sendos tributos en el monumento de Whitehall, centro político de la capital británica.

La comitiva real estuvo acompañada por el primer ministro británico, David Cameron, y los líderes de los principales partidos parlamentarios.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, con una amapola roja en la solapa de la chaqueta de su traje, asistió por primera vez a la principal conmemoración del Domingo del Recuerdo, que marca el armisticio declarado el "11 de noviembre, a las 11 de la mañana", de 1918.

Corbyn tendía a colocarse una flor blanca -- símbolo del movimiento pacifismo- los días anteriores a esta respetada cita anual en sus más de 30 años como diputado laborista y pilar de la izquierda británica.

La amapola roja, que emana de los campos de Flandes durante la Primera Guerra Mundial, se ha convertido en detalle imprescindible y, en la práctica obligatorio de portar, para todas las personas con proyección pública, desde políticos a periodistas, actores y funcionarios.

Las ceremonias del también llamado "Domingo de la Amapola" se llevaron a cabo en ciudades y localidades de Reino Unido.