Requiere Jalisco nuevas políticas integrales de población

Con alrededor de 7.7 millones de pobladores, Jalisco requiere nuevas políticas integrales de población que permitan abordar toda la diversidad de cuestiones que tienen que ver con los problemas demográficos actuales.

En entrevista con Notimex, expertas en el tema coincidieron en la urgencia de establecer programas públicos que atiendan problemas como el crecimiento de la población adulta mayor, el retorno de migrantes y el alza en el número de embarazos entre adolescentes.

En el marco del Día Mundial de la Población, la jefa del Departamento de Ciencias de la Salud del Centro Universitario de Los Altos (CUaltos) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Patricia Noemi Vargas Becerra, aseguró que el tema poblacional es de gran relevancia porque es el objetivo de cualquier política pública.

Reiteró que la dinámica demográfica en los últimos tiempos representa diversos desafíos que tienen que ver con los cambios en la estructura de la población, principalmente por el envejecimiento de la gente que representa una fuerte carga socioeconómica.

Subrayó que en el sistema de salud, así como de pensiones y jubilaciones, existe un déficit a causa de la población envejecida que no contó con un empleo formal y que en la actualidad carece de dichas prestaciones.

Añadió que otro tema de gran presión es el de la dinámica de la migración internacional, que aunque es un fenómeno de larga tradición en los últimos tiempos se reporta un alto índice en el retorno de connacionales por la difícil situación que vive Estados Unidos.

Agregó que otro impacto es el acumulo de población joven que necesita ser aprovechada, es decir, que se requiere darle oportunidades para que se sume al proceso productivo del estado, sobre todo que pueda tener acceso a la educación.

"Esto permitiría hacer frente a futuro cercano a la cuestión de las pensiones y tener una población más educada con mayores oportunidades, para evitar la exclusión social", abundó la investigadora de la UdeG.

Mencionó también existe el problema del alto nivel de concentración espacial por no tener una distribución uniforme, sobre todo porque la Zona Metropolitana de Guadalajara es la que acapara el mayor número de habitantes mientras hay regiones con pérdida de gente.

Recalcó que otra cuestión está relacionada con el ámbito de la salud sexual y reproductiva de la población joven, ya que pese a que desde los años 70 se instauraron las primeras políticas para disminuir el tamaño de las familias, ahora se enfrenta el embarazo adolescente.

Por su parte, la coordinadora de Demografía del Consejo Estatal de Población (Coepo), Gabriela Lara Garza, urgió a políticas públicas acorde al crecimiento poblacional, principalmente porque entre 2005 y 2010 se presentó un aumento por el tema migratorio.

Precisó que en 1995 el crecimiento poblacional fue de 1.27 por ciento y para 2010 se llegó a 1.84 por ciento, situación que no se esperaba. No obstante, dijo que el número de hijos por mujer ha disminuido en la actualidad.

Refirió que en 1970 se esperaba que las mujeres tuvieran entre seis y siete hijos, para 1980 bajó a cinco, en el 2000 fue de 2.1 y en la actualidad es de dos.

Con respecto a la población adulta, mencionó que este sector se duplicó en los últimos 20 años, lo que ha traído consigo serios problemas para la impartición efectiva de los programas sociales y que se prevé vaya a la alza en las siguientes décadas.

Sin embargo, recalcó que el mensaje de la Coepo para este año va dirigido a la educación sexual y reproductiva de los jóvenes, ante el alto índice de embarazos entre adolescentes que registra Jalisco.

Jalisco cuenta ahora con 723.3 mil jóvenes de entre 15 y 19 años; este sector comienza su vida sexual en promedio a los 15.8 años; la entidad se ubica entre las primeros cuatro estados del país en número de embarazos de mujeres adolescentes, acotó.

Ante este panorama, consideró vital atender a las familias con sus características actuales y sobre todo hacer énfasis en la cuestión educativa para evitar el embarazo adolescente, ya que son mujeres que dejan la escuela y que en su mayoría dependen económicamente de otras personas.