Exhibe MUAC evolución artística de Rafael Lozano-Hemmer

Un recorrido por 23 años de producción artística del mexicano Rafael Lozano-Hemmer es el que se puede apreciar en la muestra "Pseudomatismos", que permanecerá en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) hasta el 27 de marzo del año entrante.

Son 42 piezas entre video interactivo, robótica, vigilancia computarizada, fotografía e instalación sonora, las que dan cuenta de la evolución artística de Lozano-Hemmer, quien vive entre Montreal y Madrid, y trabaja con ideas de la arquitectura, el teatro tecnológico y el performance.

Bajo la curaduría de José Luis Barrios y Alejandra Labastida, la muestra busca activar relaciones entre máquina, entorno y percepción, a partir del juego con el tacto, la vista, la respiración, el oído y el movimiento del público, con la intención de mostrar el modo en que la tecnología, el cuerpo y el cuerpo político son inseparables.

El artista, explica el MUAC, parte del erudito que la tecnología no es un instrumento o herramienta, sino una forma inevitable de determinación de subjetividad y sociabilidad.

La exposición "Pseudomatismos" parte de una referencia de hábitos surrealistas, una práctica artística que apostaba al poder creativo del subconsciente.

Lozano Hemmer amplía esta noción planteando la imposibilidad de lo aleatorio en el universo maquínico, donde cualquier pretensión de autonomía en un programa es tan sólo una simulación.

En la muestra también se puede apreciar un catálogo bilingüe con textos de los curadores y del artista, donde además de referirse al arte tecnológico como algo "nuevo", los textos profundizan en los procesos y estrategias, la práctica del artista con tradiciones de experimentación de la historia del arte y la ciencia.

La muestra cuenta con una unidad de memoria USB que contiene todos los códigos y fuentes utilizadas para programar las piezas de la exposición.

Así, cualquier programador podrá tener acceso a los algoritmos y métodos que los ingenieros del estudio de Lozano-Hemmer desarrollaron para cada obra.

En la exposición también se presentan varias obras emblemáticas como "Almacén de corazonadas", que representó en México en la Bienal de Venecia en 2007; "Respiración circular viciosa", procedente de la colección Borusan Contemporary de Estambul; así como "Rasero y Doble Rasero", de la colección del MUAC.