Llega Falcao al Mónaco con grandes expectativas

El goleador colombiano Radamel Falcao, al ser presentado como nuevo refuerzo del Mónaco aseguró que la meta es obtener el título para el equipo y será entonces cuando dejen de pensar que fue un error haber dejado al Atlético de Madrid, con el que ganó en mayo pasado la Copa del Rey.

"Estamos muy enfocados en posicionar al Mónaco en el top del futbol europeo, tenemos grandes jugadores, con grandes objetivos, queremos formar un grupo fuerte que nos lleve a grandes triunfos", dijo el "Tigre", al tiempo de señalar que "Mucha gente puede pensar que fue un error venir aquí y quizá tengan razón, pero cuando logremos el título la razón estará de mi lado".

El delantero de 27 años de edad fue presentado este martes de manera oficial como nuevo refuerzo del club junto a su compatriota James Rodríguez y el portugués Joao Montinho, quienes se mostraron felices de ser parte del equipo del principado, que regresa a la Liga 1 de Francia.

El jugador también reconoció que la decisión de fichar para el Mónaco se debió a "varios factores", entre ellos que "el presidente y su equipo de trabajo coincidían con mis propósitos de llegar a los lugares más altos de Europa. Me hicieron saber que iba a ser pieza fundamental del proyecto. Eso me dio confianza y seguridad".

Además de que "es una nueva etapa en mi vida y en mi carrera deportiva. Llegar a una liga tan competitiva y a un club con ambición me puede permitir alcanzar un gran nivel. Espero prepararme también para poder clasificar a mi selección para el Mundial".

El internacional colombiano es la apuesta del club que ha sido siete veces campeón en el futbol francés, en la que tienen como objetivo ganar las competiciones y regresar a la élite del futbol europeo.

Por último, Falcao aceptó que le encantaría ser goleador en Francia: "No lo voy a negar lucharé por hacer la mayor cantidad de goles. Sueño con ser campeón y que el equipo realmente consiga los objetivos de la temporada".

El valor de Radamel Falcao subió considerablemente después de que anotó tres goles contra el Chelsea, ganador de la Champions League, en la Super Copa de Europa de 2012.