Rechazan FARC un acuerdo de paz producto de "conciliábulos"

El líder de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Timoleón Jiménez, afirmó que un acuerdo de paz con el gobierno debe ser producto de cambios en la vida de los colombianos y "no de conciliábulos".

"La terminación del conflicto y la paz no van a ser producto de conciliábulos entre gobierno y guerrilla en el exterior, sino el producto de profundas transformaciones en la vida colombiana", dijo este martes el jefe insurgente.

En un mensaje remitido al presidente colombiano Juan Manuel Santos, que fue difundido este martes en el sitio electrónico de las FARC, Jiménez aseguró que "el modelo de democracia que defiende la oligarquía en este país, no va más" y debe cambiarse.

Precisó que eso quedó claro en el reciente Foro Civil sobre Participación Política y "lo exigen la serie de paros y protestas anunciados" en demanda de salidas a los problemas económicos y sociales de los campesinos en Colombia.

El líder de las FARC se refería a las movilizaciones que promueven 14 mil labriegos en la región del Catatumbo desde hace un mes, para presionar el cese de la erradicación de cultivos ilícitos y la ejecución de proyectos alternativos en la zona.

En solidaridad con las protestas, campesinos de otros lugares de Colombia han anunciado que se unirán en los próximos días a las manifestaciones ante lo que consideran olvido estatal a las necesidades del sector agrario y de sus habitantes.

"Se puede leer en las noticias. El modelo de imposiciones e intolerancias se ha agotado. La democracia colombiana, por encima de los discursos, es una vergüenza, Santos. Vamos a cambiarla", sostuvo Jiménez en la misiva rebelde.

El gobierno de Santos y las FARC sostienen negociaciones de paz desde noviembre pasado en La Habana para poner fin a 50 años de conflicto armado interno, con Cuba y Noruega como garantes y Chile y Venezuela como acompañantes.